2 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 18:26:18 +01:00CET

EEUU espera que "algunas de las actividades de Repsol cambien" en el marco de las sanciones contra Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro - GETTY IMAGES / EVA MARIE UZCATEGUI - Archivo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, ha indicado este martes que la Administración norteamericana espera que "algunas de las actividades de Repsol cambien" en el marco de las sanciones adoptadas por Washington contra la industria petrolera de Caracas, que considera un "salvavidas" para el Gobierno de Nicolás Maduro.

Abrams ha contado en una rueda de prensa en el Departamento de Estado que ha pedido a los funcionarios estadounidenses en Europa que informen a "muchos gobiernos" sobre la política de sanciones contra Maduro y su entorno, indicando que las gestiones se han realizado entre "ayer y hoy", por lo que aún no conoce el resultado de las mismas.

No obstante, ha confirmado contactos anteriores con representantes de Repsol que, según ha indicado Abrams, han trasladado a Estados Unidos que "son una empresa global que cumple con la ley en todas partes". "Repsol siempre ha cumplido las leyes y las sanciones de Estados Unidos en todas sus actividades", ha ratificado.

Sin embargo, se ha mostrado seguro de que va a haber "más conversaciones con funcionarios españoles y con Repsol". "Y esperamos que, a medida que avancen (estas conversaciones), algunas de las actividades de Repsol cambien", ha dicho.

El enviado especial para Venezuela ha subrayado que "esto sirve también para otras empresas extranjeras en Venezuela", si bien ha rehusado pronunciarse sobre la petrolera estadounidense Chevron, que se encuentra en una situación similar.

Abrams ha dado esta rueda de prensa justo después de que Estados Unidos haya anunciado sanciones contra Rosneft Trading, la empresa subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft para sus proyectos en el extranjero, por hacer negocios con crudo venezolano.

"Estados Unidos está decidido a impedir el saqueo de los recursos petroleros de Venezuela por parte del régimen corrupto de Maduro", ha explicado el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

El Departamento de Estado avisó el pasado 5 de febrero de que vigilaría las actividades de las empresas que hacen negocios "directa o indirectamente" con el Gobierno de Maduro, entre ellas, Rosneft, Repsol y Chevron.

Por su parte, el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, había avanzado que los países que ha visitado durante su reciente gira internacional, entre ellos Estados Unidos y España, se han comprometido a dar pasos concretos para aumentar la presión sobre Maduro.

En los últimos años, Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Suiza han adoptado numerosas sanciones contra Maduro y su entorno por violaciones de los Derechos Humanos, corrupción o narcotráfico.