3 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 17:27:36 +01:00CET

EEUU recuerda a Rusia que las sanciones son "reversibles" y le insta a favorecer una solución en Venezuela

El presidente de Rusia, Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladimir Putin - Ralf Hirschberger/zb/dpa - Archivo

Washington considera "absurda" la denuncia de Maduro en el TPI contra las sanciones estadounidenses

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, ha recordado este miércoles a Rusia que las sanciones son "reversibles", animando al Kremlin a trabajar activamente a favor de una solución a la crisis venezolana, por considerar que "ayudaría bastante", dados sus fuertes lazos con el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Nos ayudaría bastante, ya sea de forma pública o privada", ha dicho Abrams en una conferencia telefónica con periodistas extranjeros, al ser preguntado sobre la posible mediación de Rusia para relanzar el diálogo en Venezuela tras el fracaso del proceso de Oslo y Barbados del año pasado.

Abrams ha explicado que el apoyo de Rusia a Maduro es "muy importante", por lo que cualquier gestión del Gobierno de Vladimir Putin a favor de una solución "sería una contribución muy positiva".

A este respecto, ha indicado que "el propósito de las sanciones es cambiar el comportamiento" de las personas y entidades afectadas, de modo que "no tienen porqué ser permanentes". "Son reversibles", ha enfatizado.

Y, en el caso de Venezuela, ha aclarado que el objetivo de las sanciones es "obligar al régimen de Maduro a entrar en una negociación para que haya elecciones presidenciales libres" como una "forma pacífica" de resolver la crisis política en el país.

Así las cosas, ha lamentado que el Kremlin haya contestado que las sanciones adoptadas el martes por Estados Unidos contra la petrolera rusa Rosneft Trading, encargada de los proyectos de la matriz en el extranjero, "no van a afectar a las relaciones entre Rusia y Venezuela".

Además, ha avisado de que "lo que ocurrió ayer fue un solo paso", pero Estados Unidos va a dar "otros pasos con otros objetivos". "La presión no va a parar hasta que Venezuela pueda recuperar su democracia", ha subrayado.

En este sentido, ha recomendado a los consumidores de petróleo venezolano "que busquen por otro lado", anticipando que cada vez van a tener más difícil eludir las sanciones estadounidenses.

Preguntado sobre posibles acciones contra la extracción ilegal de oro en Venezuela, ha reconocido que es algo que preocupa a Estados Unidos por sus "terribles efectos medioambientales" y sobre la población local, especialmente los pueblos indígenas. "Vamos a poner mucha más atención a estas actividades en los próximos meses", ha revelado.

DENUNCIA ANTE EL TPI

Por otro lado, se ha referido a la denuncia presentada por el Gobierno de Maduro ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela alegando que constituyen un crimen de lesa humanidad por sus negativos efectos sobre la economía y la población venezolanas.

"Creo que es absurdo", ha contestado Abrams, al tiempo que ha recordado que el propio Maduro fue denunciado ante el TPI por un grupo de seis países americanos --Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú-- por los crímenes de lesa humanidad cometidos desde 2014, cuando comenzaron las protestas opositoras.

Maduro ha anunciado una ofensiva judicial contra las sanciones de Estados Unidos, que considera "ilegales" por ser unilaterales. Además de la del TPI, ha presentado una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por las medidas punitivas contra la aerolínea estatal Conviasa.