EEUU/R.Unido.- Geithner hizo seis recomendaciones en 2008 al Bank of England en torno al Libor

Actualizado 13/07/2012 8:49:08 CET

WASHINGTON, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, hizo un total de seis recomendaciones a varias instituciones financieras y bancarias británicas, entre ellas el Bank of England, en 2008 en torno a los tipos de interés del mercado interbancario londinense (Libor), según ha informado este jueves el diario estadounidense 'The Washington Post', que cita correos electrónicos enviados por el entonces director del Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Según uno de los correos electrónicos, fechado el 1 de junio de 2008, Geithner recomendó a sus homólogos británicos que eliminaran los incentivos que pudieran animar a los bancos a manipular los índices y que se establecieran "un procedimiento de presentación de informes creíble". "Nos gustaría tener la oportunidad de discutirlo y estaríamos agradecidos si nos dijerais qué cambios son posibles", agregó.

Hasta el momento no está claro qué otros pasos dio Geithner y si sus esfuerzos detuvieron alguna mala práctica por parte de los bancos. Estas informaciones llegan después de que el banco británico Barclays fuera multado a finales de junio por los reguladores de Reino Unido y Estados Unidos a pagar 290 millones de libras (340 millones de euros) tras admitir que sus operadores habían remitido informaciones falsas para manipular la tasa del Libor, de referencia en el mercado interbancario anglosajón.

El escándalo provocó la dimisión "con carácter inmediato" del consejero delegado de Barclays, Bob Diamond. Asimismo, en lo que representa un giro radical en los recientes acontecimientos, Marcus Agius, quien este mismo lunes había dimitido como presidente de Barclays, pasará ahora a ser "presidente a tiempo completo" de la entidad, presidiendo temporalmente el comité ejecutivo de Barclays y liderando el proceso de selección del sucesor de Diamond.

Geithner y otros reguladores bancarios han sido criticados desde el estallido de la crisis financiera mundial por haberse posicionado demasiado cerca de los bancos a los que tenían que vigilar.

En un intento de dar respuesta a los frentes abiertos, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York publicará varios documentos en la mañana del viernes para detallar su respuesta a las preocupaciones que surgieron en 2007 en torno al Libor. Geithner dirigió esta banco --uno de los doce de la Reserva Federal y uno de los más importantes del país-- entre 2003 y 2009, cuando se unió al equipo del presidente, Barack Obama.

Así, la portavoz del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, Andrea Priest, ha señalado que los documentos que se publicarán "mostrarán que la entidad reaccionó rápidamente hace cuatro años para destacar los problemas (existentes) con el Libor y presionar para conseguir una reforma".

Pese a estas afirmaciones, una fuente familiarizada con las investigaciones conjuntas entre los reguladores de Reino Unido y Estados Unidos sobre el caso Barclays ha dicho que el nombre del Banco de la Reserva Federal de Nueva York aparece en muy pocas ocasiones en los informes sobre el Libor.

COMPARECENCIA

El 10 de julio, el Comité de la Banca del Senado estadounidense citó a declarar a Geithner y al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en el marco del escándalo por la manipulación del Libor. El comité recordó que el índice es utilizado por instituciones financieras "para fijar intereses en una gran variedad de productos financieros, incluidas las hipotecas, los préstamos estudiantiles y las tarjetas de crédito".

Alrededor de 20 de los mayores bancos del mundo --entre los que se encuentran Citigroup, Bank of America y JPMorgan Chase-- colaboran en el establecimiento del Libor.

"Es importante que entendamos cómo esa manipulación puede afectar a los consumidores y al sistema financiero estadounidense. Estoy preocupado por las alegaciones de potencial extensión de la manipulación del Libor", manifestó el presidente del comité, el demócrata Tim Johnson.

Geithner tendrá asimismo que testificar dentro de dos semanas ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes en torno a su papel en el escándalo. Por último, varios senadores demócratas han presionado al fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, y a los reguladores financieros del país para que aumenten las investigaciones en torno a este caso.