Actualizado 03/12/2014 23:51 CET

El Ejército de Ucrania acusa a las fuerzas especiales rusas de atacar el aeropuerto de Donetsk

KIEV, 1 Dic. (Reuters/EP) -

El Ejército de Ucrania ha acusado este lunes a las fuerzas especiales rusas de participar en ataques en el aeropuerto de Donetsk, un punto de importancia estratégica en el este de Ucrania donde se han intensificado los combates en los últimos días, a pesar del alto el fuego acordado en septiembre. Además, Kiev ha acusado a Rusia de contrabando de munición de artillería pesada en la zona.

No es la primera vez que Ucrania acusa a Rusia de enviar tropas y equipamiento militar para apoyar a los rebeldes en el este, donde las protestas prorrusas y a favor de la independencia de Ucrania estallaron en el pasado mes de abril. El Kremlin siempre ha negado estar involucrado en el conflicto que, por el momento, ha acabado con la vida de 4.300 personas.

El portavoz militar ucraniano, Andriy Lisenko, ha dicho que los enfrentamientos de este fin de semana en el aeropuerto de la fortaleza separatista de Donetsk habían sido particularmente intensos y ha acusado a las tropas rusas, asegurando que estaban involucradas. "Estaban las fuerzas especiales rusas. Es ya el tercer día que han tratado de hacer algo", ha explicado en declaraciones a Reuters.

Aunque el pasado 5 de septiembre Kiev y los separatistas prorrusos firmaron un acuerdo de alto el fuego, bajo la supervisión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), los bombardeos han continuado desde ambos lados.

Lisenko ha asegurado que tres soldados ucranianos han muerto en las últimas 24 horas en ataques de artillería de los rebeldes, un ataque vinculado a la llegada de otro convoy de ayuda de Rusia el domingo. "El nuevo convoy humanitario llegó y los terroristas recibieron munición para artillería pesada", ha explicado.

Tras meses de combates en las regiones separatistas de Ucrania, miles de personas se han quedado sin comida y sin suministros médicos. Rusia ha enviado regularmente ayuda, una medida que el Gobierno de Kiev ha denunciado como una "operación cínica" para enviar material militar a los separatistas.

Para leer más