Emiratos Árabes Unidos realiza ataques aéreos contra las fuerzas gubernamentales de Yemen para apoyar a los separatistas

Publicado 30/08/2019 0:57:44CET
Fuerzas separatistas en Adén
Fuerzas separatistas en Adén - REUTERS / FAWAZ SALMAN

ADÉN, 30 Ago. (Reuters/EP) -

Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha llevado a cabo este jueves ataques áereos contra las fuerzas gubernamentales en el sur de Yemen en apoyo a los separatistas que han desplegado sus esfuerzos para recuperar el control del puerto de Adén.

EAU, la segunda potencia extranjera en la coalición, ha asegurado haber llevado a cabo los ataques aéreo contra "organizaciones terroristas" que atacaron a las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí en el aeropuerto de Adén.

"El reciente empeoramiento en las ofensivas contra las fuerzas de la coalición árabe y los civiles representan una amenaza para la seguridad de la coalición", ha indicado EAU en un comunicado publicado por la agencia de noticias WAM. "Esto a su vez ha requerido ataques aéreos precisos y directos los días 28 y 29 de agosto de 2019 contra las milicias terroristas", ha añadido.

El presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi, ha pedido a Arabia Saudí que intervenga para detener lo que ha calificado la interferencia de EAU y el apoyo a los separatistas luchando por el poder de Adén.

El mandatario ha añadido en un comunicado publicado por la agencia estatal SABA que las fuerzas gubernamentales se habían retirado de Adén para evitar que la ciudad fuera destruida, después de que los ataques aéreos de EAU dejaran decenas de muertos y heridos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Yemen ha afirmado en un comunicado que más de 300 personas han muerto y resultaron heridas por los ataques aéreos en Adén y la provincia de Abyan.

Horas antes este jueves, los separatistas del sur de Yemen han reforzado sus posiciones en Adén, un día depsués de intensos combates entre los separatistas y las fuerzas gubernamentales con las que se habían aliado anteriormente.

El Gobierno, internacionalmente reconocido, del presidente Hadi, con sede en Adén desde que fue expulsado de la capital Saná por las fuerzas huthis apoyadas por Irán, indicó el miércoles que había recuperado el aeropuerto de Adén de los separatistas y controlado la mayor parte de la ciudad.

El estallido de hostilidades entre las dos partes es el último giro en una guerra multifacética en Yemen que enfrenta a varias facciones y ejércitos entre sí.

El control de Adén es crucial para el Gobierno de Hadi, que ya se vio forzado a abandonar Saná, la capital, cuando los rebeldes huthis se hicieron con el control de la misma en 2014. Sin embargo, este mismo jueves los efectivos del denominado Consejo de Transición del Sur (CTS) han tomado de nuevo la ciudad.

PREOCUPACIÓN DE LA ONU Y MSF

El Consejo de Seguridad de la ONU y Médicos Sin Fronteras (MSF) han expresado su preocupación por el elevado número de víctimas en los combates.

La coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, Lise Grande, ha pedido a todas las partes que "respeten sus obligaciones de acuerdo al Derecho Internacional Humanitario", en la medida en que "la situación es muy frágil" y hay familias "atrapadas en sus casas" y que no se atreven a salir en busca de comida o atención médica.

La responsable de operaciones de MSF para Yemen, Caroline Seguin, ha alertado desde Adén de que "el contexto es extremadamente caótico", con una ciudad "plagada de combates" y sin previsión de que la situación pueda calmarse a corto plazo. Los equipos de la ONG ingresaron solo el miércoles a 51 heridos, de los cuales diez fallecieron en el hospital.

MSF ha asegurado que un barrio cercano al hospital fue bombardeado por la coalición internacional que lidera Arabia Saudí el miércoles por la tarde. Seguin ha subrayado que la ONG ha informado de la ubicación del hospital a los distintos bandos, si bien las instalaciones de MSF ya han sufrido desde marzo de 2015 seis ataques, cinco de ellos obra de la coalición.

La ONU ha aprovechado también para apelar a la solidaridad internacional, ya que el despliegue humanitario sigue siendo "muy problemático" y no se han materializado las donaciones prometidas en una conferencia celebrada en febrero. El organismo ya se ha visto obligado a cerrar varios programas, entre ellos uno sobre vacunación, y prevé que la cancelación de 22 más "en las próximas semanas".

El plan de respuesta coordinado por la ONU reclama 4.200 millones de dólares para llegar a más de 20 millones de personas, entre ellas 10 millones que dependen por completo de la ayuda humanitaria. Sin embargo, solo se han recibido el 34 por ciento de los fondos requeridos.

Para leer más