Publicado 18/01/2016 18:11CET

Estado Islámico gana terreno a las fuerzas de Al Assad cerca de Deir al Zor

BEIRUT, 18 Ene. (Reuters/EP) -

El grupo terrorista Estado Islámico ha arrebatado terreno a las fuerzas gubernamentales sirias cerca de la ciudad de Deir al Zor, en el este del país, este lunes, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, en el tercer día de asalto en el que según los medios estatales han muerto 300 personas.

Según el Observatorio, todavía no se tienen noticias de las 400 personas de cuyo presunto secuestro informó cuando Estado Islámico comenzó su ataque contra las zonas controladas por el Gobierno sirio en la ciudad el sábado. Los medios estatales no han hecho ninguna mención al secuestro.

Deir al Zor es la principal ciudad en la provincia del mismo nombre. La provincia une la capital de facto del autoproclamado califato de Estado Islámico, Raqqa, con el territorio controlado por la organización terrorista en el vecino Irak.

Estado Islámico, que controla buena parte de la provincia, ha asediado desde marzo las zonas que aún siguen bajo control del Gobierno sirio en la ciudad de Deir al Zor.

Este lunes ha sido el tercer día de ataques de Estado Islámico en las localidades de Ayyash y Begayliya, que se encuentran al noroeste de la ciudad de Deir al Zor entrando desde Raqqa. El grupo terrorista se ha hecho con el control de zonas en el sur y el oeste de Begayliya y se ha apoderado de la base militar de Saeqa, cerca de Ayyash, según el Observatorio.

Una fuente oficial siria ha señalado a Reuters que el Ejército sirio ha repelido el ataque, pero Estado Islámico continúa su ofensiva.

Sin embargo, el grupo terrorista ha publicado un comunicado en los últimos minutos anunciando la toma completa de la base. En el texto difundido en las redes sociales, han asegurado que se han hecho con "los depósitos de armas y un tanque".

La agencia estatal SANA informó el domingo de que al menos 300 personas, incluidas mujeres y niños, habían muerto durante los ataques contra Deir al Zor. Por su parte, el Observatorio indicó que unas 400 habían sido secuestradas y llevadas a zonas rurales al oeste de la ciudad, cerca de Raqqa.

Naciones Unidas ha advertido de que unas 200.000 personas asediadas en Deir al Zor se enfrentan a una falta aguda de alimentos y al constante deterioro de la situación. El Gobierno sirio ha lanzado desde el aire bienes básicos a la ciudad en las últimas semanas y Rusia dijo el viernes que había lanzado 22 toneladas de ayuda a la zona asediada de la ciudad.

Para leer más