El Eurogrupo acuerda algunos "principios" sobre las relaciones futuras con Reino Unido

Actualizado 12/09/2015 20:51:43 CET

LUXEMBURGO, 12 Sep. (Reuters/EP) -

Los ministros de Finanzas del Eurogrupo han acordado este sábado una serie de "principios" en torno a las relaciones futuras con países ajenos a la moneda única como Reino Unido y lograr además una mayor integración, un gesto para el Gobierno británico con vistas al referéndum de permanencia en la UE previsto para 2017.

El Eurogrupo se ha reunido este sábado en Luxemburgo para debatir un informe sobre cómo deberían integrarse los 19 países que comparten el euro en los próximos diez años. Los ministros de Finanzas de los nueve países que no tienen el euro como moneda han mostrado su preocupación por dónde se dirige la Eurozona.

"La clave es (...) una restricción legislativa y política en la que todos acordemos que tenemos que garantizar la preservación de la integridad del mercado único de la Unión Europea", ha afirmado en rueda de prensa el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, que ha presidido la reunión.

Reino Unido quiere asegurarse de que no será excluido en futuros debates, especialmente en decisiones que puedan afectar a la industria financiera y a los intereses británicos.

"El debate está abierto para averiguar si hay perjuicios para los Estados miembro que no pertenecen a la Eurozona", ha declarado Gramegna.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, se ha ido de la reunión sin hacer ningún comentario al respecto. Antes del encuentro, Osborne ha publicado en Twitter que el debate estaría centrado en torno a las "relaciones a largo plazo entre los países de dentro y fuera de la Eurozona".

El miembro del Banco Central Europeo (BCE) Ignazio Visco ha expresado tras la reunión que "la cooperación con Reino Unido está progresando". "Osborne ha insistido en que el progreso en la integración dentro de la Eurozona no debería afectar al mercado internacional", ha añadido.

El primer ministro británico, David Cameron, ha prometido renegociar las relaciones con la Unión Europea antes del referéndum de 2017 que decidirá si Reino Unido continuará siendo miembro de la Unión Europea.

Para leer más