6 de junio de 2020
 
Publicado 25/02/2020 18:41:04 +01:00CET

La FAO confirma la llegada de langostas del desierto al noreste de RDC

Ejemplar de langosta en Somalia
Ejemplar de langosta en Somalia - FAO/ISAK AMIN - Archivo

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La plaga de langostas del desierto que afecta a zonas de la península Arábiga y el Cuerno de África ha llegado en los últimos días a la zona nororiental de República Democrática del Congo (RDC), según ha confirmado la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La FAO ha indicado en su último balance sobre la situación que "un pequeño grupo" de langostas del desierto "maduras" llegaron el 21 de febrero a las costas occidentales del lago Alberto, cerca de la ciudad de Bunia.

Así, ha detallado que este enjambre de insectos llegó a la zona "tras cruzar desde el norte de Uganda con los fuertes vientos del noreste", antes de agregar que no había habido langostas del desierto en RDC desde 1944.

El organismo ha subrayado que la situación "sigue siendo extremadamente alarmante" en el Cuerno de África, especialmente en Kenia, Etiopía y Somalia, donde "una cría extensiva está en progreso y se espera que se formen nuevos enjambres en las próximas semanas".

"Durante los últimos días ha habido un movimiento significativo de los enjambres en la península Arábiga, no relacionado con el del Cuerno de África, que ha alcanzado ambas costas del golfo Pérsico", ha señalado, al tiempo que ha detallado que enjambres "densos" de langostas "inmaduras" han llegado a Kuwait, Bahréin, Qatar e Irán.

La FAO ha confirmado que las zonas norte y centro de Kenia siguen afectadas por las langostas, "la mayoría de ellas maduras y que han depositado huevos", por lo que en las próximas semanas podría haber nuevos enjambres.

Así, ha resaltado que la situación en Etiopía "es similar" a la de Kenia, mientras que la cría continúa en el noreste de Somalia, donde también podría haber nuevos enjambres durante los próximos siete días.

Por su parte, en Tanzania no hay informaciones sobre nuevos enjambres, mientras que en Sudán del Sur quedan "restos" de un enjambre previo en la zona del condado de Magwi (sureste), si bien se detectó otro el 23 de febrero cerca de la frontera.

Por último, la FAO ha indicado que hay "otra generación en progreso" en las costas yemeníes del mar Rojo, mientras que en la zona interior se han detectado langostas "maduras e inmaduras" durante la última semana.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, estableció a principios de febrero un vínculo directo entre el cambio climático y la crisis provocada por la aparición de una plaga de langostas.

La infestación de langostas se está abriendo camino a través del este de África en la peor plaga en 25 años, y podría provocar una hambruna en una región que ya lucha con la inseguridad alimentaria.

La langosta del desierto está considerada la especie migratoria más destructiva del mundo, toda vez que un enjambre extendido por un kilómetro cuadrado es capaz de comer al día la misma cantidad de alimentos que 35.000 personas.