Las FDS ralentizan su ofensiva sobre el último reducto de Estado Islámico para proteger a los civiles

Combates en Baghuz, último reducto de Estado Islámico en el este de Siria
REUTERS / RODI SAID
Publicado 04/03/2019 10:40:24CET

BEIRUT, 4 Mar. (Reuters/EP) -

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que cuentan con el respaldo de Estados Unidos, han ralentizado su ofensiva contra el último reducto de Estado Islámico en el este de Siria con el fin de proteger a los civiles que continúan allí, según ha indicado este lunes un portavoz de la alianza liderada por las milicias kurdas sirias, que ha precisado que la batalla "terminará pronto".

Las FDS enfretaron a minas antipersona, coches bomba, emboscadas y atentados suicidas el domingo en su intento por tomar la última zona de la localidad de Baghuz bajo control del grupo terrorista.

En las últimas semanas su asalto se ha mantenido mientras decenas de miles de personas abandonaban Baghuz, el último territorio controlado por Estado Islámico de lo que fue en su día su califato que abarcó amplias zonas de Irak y Siria.

Las FDS reanudaron su ataque el viernes por la noche tras asegurar que había sacado a los últimos civiles. Sin embargo, el jefe de la oficina de medios de las FDS, Mustafa Bali, ha indicado en Twitter este lunes que aún quedan algunos civiles.

"Estamos ralentizando la ofensiva en Baghuz debido al pequeño número de civiles retenidos como escudos humanos por Daesh", ha señalado, empleando el término peyorativo usado para Estado Islámico.

Aunque la captura de Baghuz supondría un hito en la lucha contra Estado Islámico, se espera que el grupo yihadista siga suponiendo una amenaza para la seguridad como fuerza insurgente con células durmientes y algunos pequeños territorios remotos bajo su control.

Contador

Para leer más