Actualizado 30/10/2017 18:31 CET

La FIP denuncia la muerte de un periodista sirio en un bombardeo del Ejército sirio sobre Ghuta Oriental

Niños empujan un carro en Ghuta Oriental, cerca de Damasco
AMER AL SHAMI / SAVE THE CHILDREN

BRUSELAS, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha denunciado la muerte de un periodista sirio, Qays al Qadi, que trabajaba para una televisión turca y que falleció en los bombardeos perpetrados este domingo por el Ejército sirio sobre Ghuta Oriental, un enclave controlado por las milicias rebeldes y en el este de la capital siria, Damasco.

Omar Damashky, un cámara que acompañaba a Al Qady, resultó herido en el mismo ataque y fue trasladado a un hospital. En total murieron en el ataque once civiles, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

"La Federación Internacional de Periodistas lamenta la muerte del periodista y pide a todas las partes que reconozcan la importancia de la seguridad de quienes cubren conflictos", ha apuntado la FIP en un comunicado.

Al Qadi, de poco más de 20 años de edad, trabajaba para la televisión turca Al Jisr, con sede en Estambul, y era el jefe de la delegación de Al Jisr para Ghuta Oriental.

"Estamos profundamente apesadumbrados por la pérdida de Qays al Qadi. Instamos a todos los periodistas que cubren zonas de guerra a evitar los riesgos innecesarios", ha afirmado el secretario general de la FIP.

"Los medios de comunicación deben además invertir en formación de seguridad para su personal. Los periodistas no deberían pagar el precio final por hacer su trabajo y todas las partes en guerra deberían adoptar las medidas necesarios para proteger a los periodistas. Cada pérdida es una gran pérdida para todos nosotros", ha añadido.

El área en el que se ha producido este ataque es una de las llamadas "zonas de reducción de la tensión" contempladas en los acuerdos de Astaná con el objetivo de desbloquear el conflicto entre las diferentes partes implicadas en la guerra de Siria. El 22 de julio, Rusia anunció un alto el fuego allí, pero los ataques del Ejército no han cesado desde entonces.

Para leer más