Publicado 23/01/2014 13:48CET

La Fiscalía de Milán abre una investigación a Berlusconi por sobornar a testigos en el 'caso Ruby'

'Il Cavaliere' arremete

MILÁN (ITALIA), 23 Ene. (Reuters/EP) -

La Fiscalía de Milán ha anunciado este jueves que ha abierto una nueva investigación contra Silvio Berlusconi por las acusaciones de que el exprimer ministro italiano sobornó a testigos en un juicio por el llamado 'caso Ruby', en el que fue condenado por pagar para mantener relaciones sexuales con una menor.

La apertura de la investigación se suma a una serie de problemas legales para el líder del principal partido de centroderecha de Italia, que fue expulsado del Senado a finales del año pasado tras haber sido condenado en firme por fraude fiscal.

La medida podría complicar también los esfuerzos para reformar un complicado sistema electoral al que se responsabiliza de la inestabilidad crónica en Italia, tras un acuerdo alcanzado el fin de semana entre el partido Forza Italia de Berlusconi y el Partido Democrático (PD), al que pertenece el primer ministro Enrico Letta.

Berlusconi fue condenado el año pasado por pagar para mantener relaciones sexuales con la joven marroquí Karima El Mahrug, más conocida como "Ruby rompecorazones", cuando ella tenía menos de 18 años.

También fue condenado por abuso de poder durante su mandato al conseguir que pusieran en libertad a la joven tras ser detenida por la Policía por acusaciones de robo no relacionadas. 'Il Cavaliere', de 77 años, ha apelado la sentencia, que no entrará en vigor hasta que se complete el proceso de apelación.

BERLUSCONI CRITICA A LOS JUECES

En un comunicado difundido este jueves, Berlusconi ha repetido que los jueces actúan contra él por motivos políticos y ha dicho que no lo detendrían. "Seguiré en mi puesto, más convencido que nunca de la necesidad de seguir luchando por lo que creo profundamente", ha subrayado.

La investigación llega tras la condena a tres ayudantes, en un juicio diferente pero relacionado en el que fueron hallados culpables de proporcionar jóvenes prostitutas para fiestas en la lujosa villa de Berlusconi cerca de Milán.

En un documento judicial sobre el caso, el tribunal dijo que había pruebas de que Berlusconi había pagado "dinero y otros beneficios" a mujeres jóvenes que participaron en las fiestas para cambiar sus declaraciones en el caso.

Las pesquisas se centran también en los abogados de Berlusconi Niccolo Ghedini y Piero Longo, que han negado las acusaciones sobre la compra de testigos, además de sobre otros 42 individuos.