Publicado 23/02/2015 21:08CET

Las fuerzas iraquíes avanzan para recuperar una ciudad estratégica del Estado Islámico

BAGDAD, 23 Feb. (Reuters/EP) -

Las fuerzas iraquíes se preparan para intentar expulsar a las milicias del grupo terrorista Estado Islámico de la ciudad de Al Baghdadi, en un intento por asegurarse un área clave cerca de una base aérea donde los marines estadounidenses entrenan a fuerzas locales, según el jefe de la coalición que lidera Estados Unidos, James Terry.

Terry ha restado importancia a la ocupación de algunos barrios de la ciudad por el Estado Islámico este mes, indicando que dichas áreas estaban controladas desde hacía tiempo.

Antes de una reunión inusual sobre estrategias de guerra en Kuwait con líderes militares y diplomáticos estadounidenses, Terry ha dicho que Estado Islámico está perdiendo posiciones después de llegar al norte de Irak el pasado verano.

"Mi valoración es que (Estado Islámico) se ha detenido, está a la defensiva y ha quedado expuesto en su intento por lograr avances" ha señalado Terry en Kuwait. La séptima división del Ejército iraquí ha unido fuerzas con los grupos tribales para retomar la ciudad de Al Baghdadi, que se encuentra a 85 kilómetros del noroeste de Ramadi, en la provincia de Anbar.

"Al Baghdadi no es tan grande. Tengo mucha confianza en las fuerzas iraquíes para que puedan retomarla y creo que tienen los instrumentos necesarios para hacerlo", ha apuntado Terry. Además, el comandante ha estimado que más de 800 efectivos iraquíes participan en este despliegue, en el que cuentan con ayuda de la coalición desde la base aérea de Ain Al Asad. Según Terry, se habrían llevado a cabo bombardeos aéreos en apoyo a los iraquíes.

El jefe del Consejo Provincial de Anbar, Sabah Karhut, ha indicado que las fuerzas de seguridad iraquíes han recuperado la sede policial y llegado al centro de la ciudad y que 20 milicianos han muerto en los fuertes combates del lunes.

El nuevo Secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, se ha reunido con Terry y con diferentes jefes militares y diplomáticos en el Campamento Arifjan de Kuwait para sacar sus conclusiones sobre la estrategia de guerra que ha heredado tras asumir el cargo hace seis días.

"Este es el 'Equipo América' en la región y quiero que nos mantengamos unidos", ha dicho Carter al grupo formado por dos decenas de oficiales americanos, incluído el general retirado John Allen, enviado de Obama a la coalición.

Carter ha señalado que el Estado Islámico representa una amenaza que va más allá de Irak y Siria y que por tanto requiere una intervención militar y política. Hay un importante debate en Estados Unidos acerca de esta estrategia y hay voces republicanas que reprochan a Obama que su plan militar está lejos de ser exitoso.

Además, existe una creciente preocupación por la expansión del grupo terrorista como está ocurriendo en Libia, que se ha convertido en campo de batalla debido al surgimiento de milicias leales al grupo.

Para leer más