Gibraltar.- La prensa británica habla de visita "histórica" de Moratinos pero se muestra dividida sobre la soberanía

Actualizado 22/07/2009 15:44:29 CET

El 'Times' afirma que el "precio del billete" para el ministro fue "no discutir sobre soberanía"

LONDRES, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La prensa británica coincide hoy en calificar de "histórica" la visita que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, realizó ayer a Gibraltar y que le convierte en el primer jefe de la Diplomacia española en visitar la colonia británica en más de 300 años, si bien se muestra más dividida en cuanto a la cuestión de la soberanía de este territorio y cómo debe ser abordada la cuestión.

En un editorial, el liberal 'The Guardian' afirma que la visita de Moratinos "puede ser vista como histórica" puesto que "era la primera vez que algo así ocurría en 300 años y transcurrió de forma tranquila". Para el diario, que recuerda las críticas a la visita tanto por parte del PP en España como de la oposición gibraltareña, "los ministros españoles deberían viajar con frecuencia a Gibraltar. De hecho, sus visitas deberían ser rutinarias".

Por otra parte, afirma que el encuentro de ayer, el tercero a nivel ministerial desde que se creó el Foro en 2004, "representó un paso atrás" puesto que se discutió sobre "seis áreas de cooperación futura" pero no "la cuestión principal, la única que ha mantenido esta disputa desde el Tratado de Utrecht en 1713: la soberanía".

Según 'The Guardian', siete años después del referéndum organizado por Gibraltar en 2002 en el que el 98,5% se pronunciaron en contra de la soberanía compartida con España, "estamos de nuevo en el punto de partida". "La disputada soberanía de Gibraltar sigue siendo el elefante en la habitación", añade el editorial.

Para el rotativo británico, "si existe un consenso hoy en día de que las zanahorias y no los palos, son el modo de avanzar, esos incentivos deberían ser españoles". "Debería ser España quien demostrara las ventajas muy obvias de una soberanía conjunta para un pueblo cuya identidad se vería apuntalada poniendo fin a esta disputa, y no minada", concluye el texto.

MORATINOS EN LOS LIBROS DE HISTORIA

Entretanto, el 'Daily Telegraph' afirma en un breve artículo de opinión que "el nombre de Miguel Angel Moratinos podría no resonar con los años como los de otros españoles como Cortés o Francia, pero el ministro español de Exteriores se ganó ayer una pequeña mención en los libros de historia cuando se convirtió en el primer representante del Gobierno de Madrid en casi 300 años en visitar Gibraltar".

Para este diario, "la España democrática --socia de la UE-- no tiene que ser temida como un agresor, así que cualquier conversación que busque mejorar las relaciones a ambos lados de la frontera debe ser bienvenida". "Hay problemas que resolver", añade el artículo, que cita la reciente polémica por las áreas marítimas de interés medioambiental, "pero estas disputas pueden resolverse sin abrir la cuestión de la soberanía, sobre la que debemos seguir estando en desacuerdo, probablemente por otros 300 años".

Por su parte, el conservador 'The Times' resalta que "el precio del billete" de Moratinos para Gibraltar fue "no discutir sobre soberanía". Como el 'Guardian', el rotativo considera que sería "ridículo" que Gibraltar "no pudiera recibir a miembros del Gobierno (español) por la amenaza de que esto pueda plantear para la soberanía de la Roca".

El 'Times' considera una "condición necesaria" que en estos encuentros no se hable de soberanía puesto que "ni Reino Unido ni España están dispuestos a ceder en su reivindicación, no tampoco lo están los gibraltareños". Sin embargo, y pese a la tendencia que se ha visto en los últimos años en Europa, y en particular en los Balcanes, "Gibraltar no está pidiendo su independencia".

Sin embargo, como los pequeños microestados, "necesita tener buenas relaciones con sus vecinos y haber avanzado en cierta medida en sus realaciones comerciales entre otras". Así pues, concluye el artículo, "Gibraltar no puede sobrevivir sin tratar con España".

Por su parte, el sensacionalista 'Daily Mirror' resalta en su breve información sobre la visita que Moratinos fue "abucheado por sus propios conciudadanos" y que "nacionalistas" españoles le pidieron su dimisión mientras cruzaba la Verja.