El Gobierno de Nauru da a MSF un día para poner fin a sus servicios en el país porque "ya no son necesarios"

Protesta contra los centros de detención para migrantes en el Pacífico
REUTERS / DAVID GRAY
Publicado 07/10/2018 13:25:04CET

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nauru ha dado a Médicos Sin Fronteras (MSF) un plazo de 24 horas para poner fin a sus servicios en esta isla del océano Pacífico por considerar que "ya no son necesarios", según ha informado la ONG en un comunicado.

"El 5 de octubre, después de once meses proporcionando cuidados de salud mental en Nauru, el Gobierno ha informado a MSF de que nuestros servicios 'ya no son necesarios' y nos ha pedido cesar nuestras actividades en 24 horas", ha contado la organización humanitaria.

MSF ha expresado su preocupación por que la salud de sus pacientes se vea afectada por dicha decisión, al tiempo que ha urgido a las autoridades a permitirle continuar con un trabajo "vital".

"En este momento, MSF quiere reiterar su fuerte compromiso con la provisión de cuidados de calidad en salud mental para todos aquellos que lo necesiten" en Nauru, ha señalado.

MSF y otras ONG trabajan en Nauru para asistir a la población local y a los solicitantes de asilo recluidos en centros de detención como parte de la política migratoria de Australia.

Las leyes australianas en esta materia permiten trasladar a centros de detención ubicados en las islas del Pacífico a quienes son interceptados en el mar.

Naciones Unidas y otros actores humanitarios han denunciado las precarias condiciones en estos centros de detención y, más recientemente, han alertado sobre la situación de los niños migrantes pidiendo su traslado urgente a Australia.

Contador