Publicado 02/03/2019 10:10CET

Gobierno y oposición de Nicaragua avanzan en la negociación del marco para un proceso político

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
REUTERS / OSWALDO RIVAS - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia han alcanzado este viernes varios acuerdos para el diseño de la "hoja de ruta" que regulará el diálogo político entre ambas partes para superar la crisis política.

En las primeras tres sesiones del diálogo se han aprobado varios puntos de esa hoja de ruta, pero quedan otros pendientes, para lo cual las partes volverán a sentarse a negociar el lunes, informa el periódico nicaragüense 'El Nuevo Diario'.

Ninguna de las partes ha querido especificar en qué consisten los puntos pactados hasta ahora y el comunicado conjunto explica que "es importante reiterar que la negociación no ha entrado a temas de fondo". "Consideramos crucial que las reglas de la negociación de fondo estén claras y bien acordadas de cara a la adopción y respeto de los posibles acuerdos", indica.

La hoja de ruta implica un acuerdo de cómo se tomarán las decisiones, las políticas de comunicación y divulgación, el horario de las reuniones, la naturaleza de los acuerdos a ser alcanzados y aspectos de logística, añade el comunicado conjunto.

"La definición de esta hoja es una cosa fuerte. En el comunicado inicial dijimos que hubo una propuesta inicial de 12 puntos, pero ahora hemos incorporado otros puntos adicionales y estamos avanzando en ellos. El primer borrador tenía 12, ahora tiene un poquito más y seguimos avanzando en ellos, ha explicado este viernes Juan Sebastián Chamorro, representante de la Alianza Cívica.

Chamorro ha destacado que "hay un ambiente de respeto mutuo". "La iglesia (Católica) ha tenido una participación activa y definitivamente va a estar (en la negociación) y cuando se anuncie la hoja de ruta aprobada, este tema va a quedar claro", ha añadido.

También como novedad de este tercer contacto, un representante del Gobierno, el diputado sandinista Wilfredo Navarro, ha comparecido ante los medios para confirmar que lo que se hará público es lo que saldrá de los comunicados oficiales "y lo que se diga por fuera no es más que diversionismo para tratar de tensar la negociación, este diálogo tiene muchos enemigos y debemos de estar con mucho cuidado para lograr la consecución de nuestros esfuerzos".

De forma extraoficial, distintas fuentes explican que las partes no han alcanzado acuerdos en torno a los garantes que tendrá el diálogo, entre otras cuestiones.

CRISIS POLÍTICA

En 10 meses de manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega, organismos defensores de Derechos Humanos cifran de más de 320 las víctimas mortales y además aseguran que más de 600 personas fueron detenidas y acusadas en su mayoría por terrorismo y más de 30.000 nicaragüenses en el exilio.

Organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Amnistía Internacional (AI) y un grupo de expertos investigadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), han responsabilizado al Gobierno de reprimir las protestas y ocasionar las muertes de manifestantes desarmados.

Sin embargo, el Gobierno tilda de terroristas a quienes exigen su salida y aduce que es víctima de un intento de golpe de Estado financiado desde Estados Unidos por la "ultraderecha" y por organismos europeos a través de organizaciones no gubernamentales.

Ortega, quien llegó al poder por primera vez en 1979 cuando los rebeldes sandinistas derrocaron al dictador Anastasio Somoza, ocupa la presidencia desde 2007. La Alianza Cívica, que aglutina a la oposición, ha seleccionado a empresarios, académicos, políticos y estudiantes para unas negociaciones en las que exigen elecciones anticipadas y que se libere a los "presos políticos".

Para leer más