Los gobiernos de seis países reclaman un fin "inmediato" de los combates en torno a la capital de Libia

Publicado 16/07/2019 23:01:44CET
Combates en el sur de Trípoli
Combates en el sur de TrípoliREUTERS / YOSRI ALJAMAL

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU), Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido han reclamado este martes un fin "inmediato" de los combates en torno a la capital de Libia, Trípoli, y han expresado su "profunda preocupación" por la situación.

En un comunicado conjunto, los seis países han reclamado que las partes "vuelvan rápidamente al proceso político mediado por Naciones Unidas" y han reiterado que "no puede haber una solución militar en Libia".

"La violencia se ha saldado con cerca de 1.100 muertos, más de 100.000 desplazados y ha alimentado una creciente emergencia humanitaria", han manifestado, antes de agregar que la situación "amenaza con desestabilizar el sector energético libio y ha exacerbado la tragedia de la migración en el mar Mediterráneo".

Asimismo, han expresado su "profunda preocupación" por los "intentos por parte de grupos terroristas de explotar el vacío de seguridad en el país", por lo que han pedido a las partes en conflicto que se distancien de los grupos y personas contra los que la ONU ha impuesto sanciones.

Los seis gobiernos han mostrado además su apoyo al enviado especial de la ONU para Libia, Ghasán Salamé, y han apostado por dar un nuevo impulso a sus esfuerzos para lograr un acuerdo de paz en el país.

Salamé se ha reunido durante la jornada con el ministro de Exteriores emiratí, Abdulá bin Zayed al Nahyan, para abordar el conflicto en Libia, según ha confirmado la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL).

"Salamé ha explicado el elevado coste humano de los combates en Libia y ha subrayado la importancia de ceñirse a una 'hoja de ruta' unificada para volver a unir a los libios y ayudarles a lograr un acuerdo y reconciliarse", ha dicho la misión en Twitter.

Los combates en torno a Trípoli estallaron tras la decisión del mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, de avanzar hacia la capital, donde tiene su sede el gobierno de unidad respaldado por la comunidad internacional.