Greta Thunberg se suma a la acampada de Extinction Rebellion en Londres

Publicado 21/04/2019 23:03:28CET
R.Unido.- Greta Thunberg se suma a la acampada de Extinction Rebellion en Londres
REUTERS / HANNAH MCKAY

En una semana de protestas han sido detenidos más de 963 activistas

LONDRES, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La activista ecologista sueca adolescente Greta Thunberg se ha sumado este domingo a la acampada de protesta de Extinction Rebellion en el centro de Londres para reclamar a las autoridades británicas medidas drásticas para frenar el cambio climático, una acción que se ha saldado en la última semana con la detención de más de 963 activistas.

"He venido desde Suecia y allí existe casi el mismo problema que aquí, como en todas partes. No se hace nada para parar la crisis ecológica a pesar de todas las bonitas palabras y las promesas", ha afirmado Thunberg ante los acampados en el Puente de Waterloo.

"Afrontamos una crisis existencial: una crisis climática y una crisis ecológica que nunca hasta ahora se habían tratado como tales. Han sido ignoradas durante décadas", ha añadido, según recoge el diario británico 'The Guardian'. "Durante demasiado tiempo los políticos y la gente que manda no ha hecho nada. Vamos a saegurarnos de que los políticos no lo ignoren más", ha remachado.

Su discurso se ha podido escuchar mientras la Policía intentaba desalojar a los activistas del Puente de Waterloo y en medio del debate del grupo Extinction Rebellion, convocante de la protesta sobre si debían mantener la sentada y el bloqueo del centro de Londres iniciado el pasado lunes como una acción de desobediencia civil.

La Policía ha informado a última hora de este domingo de que la Plaza del Parlamento, hasta ahora ocupada por los activistas, había quedado vacía. Ya el sábado fueron desalojadas las plazas de Oxford Circus y Piccadilly Circus, aunque antes del desalojo los activistas utilizaron candados y pegamentos para anclarse a la vía pública y dificultar la evacuación policial.

El camión utilizado como escenario en el Puente de Waterloo fue retirado a las 17.00 horas del domingo y también se ha desmantelado la pista de monopatín instalada por los activistas. Los agentes han utilizado radiales para romper los candados y mecanismos utilizados por los activistas para evitar el desalojo hasta bien entrada la noche. Unos 200 agentes de refuerzo han participado en la operación, aunque en todo momento los manifestantes han actuado de forma pacífica.

Mientras, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha calificado de "contraproducente" este tipo de protestas porque podría perjudicar la capacidad policial de combatir los crímenes más graves. Khan ha desvelado que unos 9.000 agentes han participado en el dispositivo preparado ante esta protesta.

"Comparto la pasión de la lucha contra el cambio climático de quienes protesta y apoyo el derecho democrático a la protesta pacífica y legal, pero esto está teniendo un coste real para nuestra ciudad, nuestras comunidades, los negocios y la Policía. Es contraproducente para la causa y para nuestra ciudad", ha argumentado.

Un portavoz de Extinction Rebellion, Ronan McNern, ha señalado que las autoridades esperaban tener todo despejado antes del lunes. "La gente está dispuesta a ser detenida. Hay un profundo sentimiento que no queremos que se ancle a ningún lugar concreto. Lo que estamos consiguiendo es estar en las noticias. La gente habla de Extinction Rebellion en los pubs y los autobuses. Les hace pensar sobre su existencia y si está amenazada", ha apuntado.

Otra portavoz, Farhana Yamin, ha explicado que tras una primera semana de "alteración" llega una segunda semana de "negociación" para promocionar las demandas políticas. "Queremos demostrar que XR (Extinction Rebellion) es una fuerza cohesionada, global y duradera y no un simple chispazo", ha remachado en un manifiesto del grupo.

El objetivo de Extinction Rebellion, que había llamado a hacer una gran acampada con la que paralizar al menos durante una semana el centro de la capital, es que el Gobierno británico adopte medidas drásticas para reducir a cero las emisiones de dióxido de carbono para 2025.

Katy Fowler, una de las activistas, ha celebrado la reacción de los londinenses. "La gente ha venido a darnos las gracias de forma empática", ha valorado. "Hay una gran concienciación y hambre de que se haga algo", ha destacado, en declaraciones recogidas por Reuters.