Actualizado 17/06/2012 13:05 CET

Haití considera que la política internacional de ayuda no resulta beneficiosa

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro haitiano, Laurent Lamothe, ha pedido a la comunidad internacional que revise su política de ayuda hacia Haití, porque "no resulta beneficiosa", y ha solicitado que su Gobierno juegue un papel más importante a la hora de distribuir la ayuda en manos de las ONG que operan en el país y a las que pedirá una mayor transparencia.

Lamothe denunció que "los fondos donados para la reconstrucción de Haití" tras el terremoto de 2010 que dejó más de 300.000 muertos en el país se distribuyen a través de las empresas extranjeras", y advirtió de que el papel de estos grupos en su país "puede ser nefasto y poco productivo, si sus acciones se ejecutan sin tener en cuenta las prioridades del Estado".

"La mejor forma de canalizar la ayuda es a través del Gobierno, siempre con la exigencia de transparencia en su gestión", enfatizó en declaraciones recogidas por la cadena Telesur durante un seminario celebrado en Canadá.

En enero pasado, el presidente haitiano, Michel Martelly, denunció que su Gobierno sólo recibió "un centavo de cada dólar destinado por la comunidad internacional para la reconstrucción" del país caribeño. "Solo el uno por ciento de los cuatro mil millones de dólares donados se utilizaron en programas sociales", afirmó.