Publicado 08/12/2014 05:18CET

Hezbolá afirma que el diálogo con Al Mustaqbal "ayudará a evitar un conflicto" en el país

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 'número dos' del consejo ejecutivo del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Nabil Qaouq, ha expresado este domingo su respaldo a la apertura de un diálogo entre la formación y el partido Al Mustaqbal, liderado por el exprimer ministro Saad Hariri, afirmando que el mismo "ayudará a evitar un conflicto" en el país.

"El simple anuncio del diálogo entre Hezbolá y Al Mustaqbal allanó el camino para la llegada de la calma al país", ha argumentado, antes de recalcar que el partido-milicia participará en el mismo "por su respeto a los intereses nacionales".

"Fue un mensaje para los poderes internos y extranjeros de que Líbano se está recuperando de las tensiones sectarias que sacuden la región", ha valorado Qaouq, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

Este mismo domingo, el presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, ha recalcado que la agenda del citado diálogo está recibiendo los últimos retoques, asegurando que el mismo se iniciará antes de que termine el mes de diciembre.

Berri, líder del influyente partido chií Amal --aliado de Hezbolá en el Movimiento 8 de Marzo--, ha adelantado que la sesión parlamentaria del miércoles, en la que se podría votar al nuevo presidente del país, está destinada a fracasar por la falta de quorum. Será la decimosexta vez que el Parlamento fracase a la hora de nombrar a un presidente tras el fin del mandato de Michel Suleiman hace más de seis meses.

Hariri apuntó hace unos días que está buscando un diálogo con el partido-milicia con el objetivo de elegir un presidente "por consenso", si bien Hezbolá reafirmó poco después su respaldo a la candidatura del líder del Movimiento Patriótico Libre (FMP), Michel Aoun, cuyo partido está integrado en el Movimiento 8 de Marzo.

"El interés nacional dicta que el presidente sea una persona que disfruta de una representación real en su ambiente y a nivel nacional para poder lograr consensos y acuerdos entre los partidos libaneses", explicó Hezbolá, en clara referencia a Aoun, que encabeza el principal bloque político cristiano del Parlamento.

Aoun propuso la semana pasada presentar su candidatura a las presidenciales siempre y cuando se enfrentara únicamente al líder de las Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, que cuenta con el respaldo del Movimiento 14 de Marzo y con el rechazo frontal de Hezbolá.

La proposición, aprobada por las Fuerzas Libanesas, fue rechazada rápidamente por el líder de la comunidad drusa y del Partido Socialista Progresista (PSP), Walid Yumblatt, quien ha expresado su respaldo al parlamentario Henri Helou, así como por otros candidatos a la Presidencia.

La política libanesa lleva varios meses en situación de punto muerto por el temor a posibles consecuencia de la guerra civil en la vecina Siria, donde los combatientes de Hezbolá luchan junto al régimen que preside Bashar al Assad.

La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Para leer más