HRW denuncia que los niños iraníes con discapacidad están discriminados en el sistema escolar público

Publicado 02/10/2019 6:00:42CET
Silla de ruedas
Silla de ruedas - PIXABAY - Archivo

Este enfoque pone a los niños discapacitados en riesgo de estar marginados en la sociedad

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los niños iraníes con discapacidad se enfrentan a discriminación y "barreras significativas" para acceder al sistema de educación pública del país, según concluye un informe elaborado conjuntamente por Human Rights Watch (HRW) y el Centro para los Derechos Humanos de Irán (CHRI).

En concreto, el informe 'Como los otros niños: Falta de acceso inclusivo a la educación de calidad de los niños con discapacidades', sitúa como el "mayor obstáculo" de estos niños el examen médico basado en el cociente intelectual, obligatorio por el Gobierno iraní, que puede excluirles del sistema público educacional si los considera "ineducables".

Los niños con puntuaciones bajas están obligados a acudir a una escuela "especial" segregada, mientras que a los niños con las puntuaciones más bajas se les niega la educación pública.

El padre de una niña de siete años, ciega y con dificultades para comunicarse, considerada "ineducable" tras el examen médico, ha afirmado que "el día en que me dijeron que no podía registrar a mi hija (en el sistema público de educación iraní) fue el peor de mi vida", recoge el trabajo, elaborado con entrevistas a 37 personas, incluyendo niños con discapacidad, padres, activistas y oficiales gubernamentales.

"Sólo quería que fuera al colegio como los demás niños. Había comprado todo el material escolar para ella, pero no contestó ninguna pregunta en la sesión de evaluación, y el hombre que estaba allí dijo que no era educable. La llevé a casa, llorando todo el camino", ha agregado este padre.

Además, el informe enumera "barreras adicionales", como edificios escolares inaccesibles, actitudes discriminatorias por parte del personal del colegio y una falta de formación adecuada para profesores y administradores de las escuelas en métodos educacionales inclusivos, que sufren los niños que sí consiguen entrar al sistema público escolar.

"El Gobierno debería asegurar estas comodidades razonables a los niños con discapacidades que las necesitan en clase o en el edificio", según el informe, que añade que estas comodidades podrían incluir "dispositivos de asistencia como auriculares o material escolar en braille".

"MARGINADOS DE LA SOCIEDAD"

Según los datos gubernamentales, el curso pasado sólo 150.000 niños con discapacidad en edad escolar se inscribieron en el colegio, y más de la mitad de ellos lo hicieron en centros "especiales" que les separan de otros estudiantes. Se estima que hay más de un millón y medio de niños discapacitados en edad escolar en Irán.

"El enfoque del Gobierno iraní para educar a los niños con discapacidad los pone en riesgo de estar marginados de la sociedad", según la subdirectora de Derechos de Discapacidad de HRW, Jane Buchanan.

Además, Buchanan ha defendido que "Irán debería terminar inmediatamente con las evaluaciones médicas que niegan a los niños el acceso a una educación y moverse para incluir a todos los niños con discapacidad en las escuelas, con sus compañeros".

"Bloquear el acceso a la educación de los niños con discapacidad en un ambiente inclusivo contribuye al estigma social que millones de personas discapacitadas enfrentan en Irán diariamente", ha lamentado el director ejecutivo del CHRI, Hadi Ghaemi.

"Educar a los niños con discapacidades en el mismo entorno que sus compañeros mejora para todos los niños y beneficia a la sociedad en su conjunto", ha agregado Ghaemi.

FAMILIAS "AL LÍMITE"

Los organismos también critican que la falta de apoyo puede poner "al límite" a las familias, ya que algunos padres han comentado que tienen que acompañar a su hijo al colegio para subirles y bajarles por las escaleras o proporcionarles la ayuda que necesitan para leer o escribir.

Además, la inaccesibilidad y la falta de comodidades en las escuelas pueden también abocar a los niños con discapacidades a abandonar el colegio o asistir a uno lejos de casa, incluso en internados "especiales" separados de su familia y su comunidad.

HRW y CHRI han especificado que los niños con discapacidad tienen "el derecho" a una educación inclusiva de calidad en la que niños con y sin discapacidad estudien juntos en escuelas con el apoyo "necesario". A su juicio, una educación inclusiva es clave para reducir el estigma y promover los derechos de las personas con discapacidad.

En los últimos años, el Gobierno de Irán ha adoptado algunas medidas para mejorar el acceso a la educación para niños con discapacidad, incluyendo un incremento significativo del presupuesto para su educación y el establecimiento de requisitos de accesibilidad física para las escuelas recién construidas o renovadas.

Asimismo, ha ampliado el apoyo a los niños con discapacidades que asisten a las escuelas convencionales al ofrecer materiales educativos accesibles, incluidos materiales en braille o formatos de audio.

Pero, en ausencia de un "enfoque integral" para garantizar la educación inclusiva en todo el sistema escolar, estas medidas son
"insuficientes" para asegurar que los niños con discapacidad puedan acceder a la educación en igualdad de condiciones que los otros niños, según las entidades.

Por su parte, Irán ha ratificado en la Convención de Derechos de Personas con Discapacidad y la Convención de Derechos de los Niños, que garantiza el derecho a una educación de calidad para todos los niños sin discriminación.

Contador

Para leer más