Los huthis secuestran al delegado de Al Islah en el diálogo nacional

Publicado 25/02/2015 5:51:10CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Milicianos huthis han secuestrado este martes al delegado del partido islamista opositor Al Islah en el diálogo nacional, Mohamed Qahtan, según ha informado la cadena de televisión emiratí Al Arabiya.

Al Islah ha tildado el suceso de "despreciable acto de terrorismo" a través de un comunicado en el que ha acusado a los huthis de "actuar para generar el caos en el país" y de "querer convertir Yemen en una gran prisión en la que controlar a todos sus habitantes y sus movimientos".

Qahtan lidera la rama política formación, integrada por la organización islamista Hermanos Musulmanes. Al Islah surge del Frente Islámico, una milicia creada y financiada por Arabia Saudí para combatir al Frente Democrático Nacional, de tendencia marxista.

Los rebeldes huthis, que han asumido el liderazgo de la transición en Yemen, han asegurado este mismo martes que el presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, ha perdido la "legitimidad" para seguir gobernando y han advertido de que lo consideran un prófugo de la Justicia por su reciente abandono de Saná.

Los milicianos chiíes se hicieron con el control de la capital el pasado septiembre. Desde entonces, comenzaron un pulso de poder que derivó en la toma del palacio presidencial en enero y la dimisión forzada de Hadi, que ha permanecido durante semanas bajo arresto domiciliario.

El presidente logró abandonar Saná la semana pasada y se dirigió a Adén, en el sur, donde permanece bajo protección de tribus locales y militares leales.

El "comité revolucionario" autoproclamado por los huthis ha advertido de que vigila los "movimientos sospechosos" de Hadi. "Sus actos temerarios han perjudicado al pueblo yemení", han añadido los rebeldes, en su primera reacción desde la huida.

La lucha de poder que se ha creado en Yemen podría alcanzar un nuevo nivel si, como han apuntado fuentes cercanas al presidente en declaraciones a Reuters, Hadi declara Adén como capital interina del país.

Entretanto, los huthis tratan de cerrar un Gobierno de transición que sustituya al dimitido en enero. Según la televisión de este grupo, Al Masirah, 16 ministros del anterior Ejecutivo están de acuerdo y quienes se oponen deberán de responder ante la Fiscalía por "cargos de traición contra la nación".

Para leer más