Publicado 04/03/2021 10:33CET

Un importante partido opositor de Etiopía dice que no participará en las elecciones si sus líderes no son liberados

Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed
Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Congreso Federalista Oromo (OFC), uno de los principales partidos opositores de Etiopía, ha anunciado que no participará en las elecciones parlamentarias previstas para junio si las autoridades no cumplen una serie de demandas, incluida la liberación de sus líderes encarcelados.

Bekele Gerba, Jawar Mohamed y Dejene Tafa, todos ellos altos cargos del OFC, se encuentran detenidos e imputados por cargos de terrorismo en relación con la oleada de violencia registrada tras el asesinato en junio del popular cantante y activista oromo Hachalu Hundessa.

"Si nuestras pregunta son respondidas y nuestras demandas son satisfechas, permaneceremos en la carrera (electoral)", ha dicho Tiruneh Gemta, del OFC, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC.

Los opositores detenidos iniciaron una huelga de hambre hace más de un mes para protestar contra su arresto. "Se agota el tiempo", dijo en febrero Kedir Bulo, abogado de Jawar, un magnate de los medios y antiguo aliado del primer ministro, Abiy Ahmed.

El anuncio del OFC ha llegado en medio de las consultas en el seno del Frente de Liberación Oromo (OLF), otro partido opositor, sobre su posible retirada de las elecciones por la detención de varios altos cargos y el cierre de sus oficinas.

La comisión electoral de Etiopía anunció en diciembre su decisión de fijar el 5 de junio de 2021 como fecha para la celebración de las generales, previstas para el mes de agosto de 2020 y aplazadas a causa de la pandemia de coronavirus.

El aplazamiento de las elecciones incrementó las tensiones con el Frente para la Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), que rechazó el anuncio y procedió a celebrar comicios en la región de Tigray (norte), en el marco de un repunte de sus diferencias con Abiy desde su acceso al cargo en 2018. Así, posteriormente dijo que no reconocía su autoridad debido a la ausencia de una votación sobre su mandato.

Finalmente, Abiy anunció el 4 de noviembre el inicio de una ofensiva militar en la región, ya concluida, para sacar al TPLF del poder a raíz de un ataque ejecutado por el grupo contra una importante base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un gran número de militares.

Para leer más