Publicado 14/02/2015 06:47CET

Investigan si el incendio registrado este viernes en un centro islámico de Houston pudo ser provocado

WASHINGTON, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores está tratando de determinar si el incendio registrado este viernes en un centro islámico de la ciudad de Houston, en el estado estadounidense de Texas, pudo ser provocado. El fuego arrasó uno de los tres edificios que componen el complejo, pero nadie resultó herido, al producirse el suceso a primera hora de la mañana.

El incendio se originó en una zona de almacenamiento que se ubica entre la mezquita y el Instituto Islámico Quba, situado en un barrio residencial en el sureste de Houston. Cerca de 25 bomberos respondieron al aviso y extinguieron el fuego en aproximadamente una hora, tal y como informa el diario estadounidense 'Los Angeles Times'.

"La investigación preliminar ha concluido que el fuego fue iniciado por una persona. Se desconoce por el momento quién sería esa persona, pero los investigadores han dejado claro que el incendio no fue accidental", publica el propio Instituto en su página de Facebook, aunque estas informaciones aún no han podido ser confirmadas.

Houston es una ciudad que ha crecido entre una gran diversidad de culturas, ya que se expandió durante la última década para convertirse en la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos. Se trata del hogar de la mayor comunidad musulmana del estado, con al menos 57.000 practicantes y 22 centros islámicos y mezquitas.

Este pasado miércoles, un hombre armado mató a tiros a tres estudiantes musulmanes --Yusor Mohammad Abu Salha, Deah Shaddy Barakat y Razan Mohammad Abu Salha-- tras una supuesta disputa en un aparcamiento de la localidad de Chapel Hill, en el estado de Carolina del Norte.

El primer informe policial ha desestimado que se trate de un crimen de odio, a pesar de que el asaltante publicó varios mensajes islamófobos en Facebook, lo que ha creado malestar entre la población musulmana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha condenado el "brutal" y "atroz" asesinato de estos tres jóvenes y ha defendido que "nadie debería ser atacado por quién es, cuál es su apariencia o cómo reza".

Para leer más