Publicado 21/04/2015 22:06:55 +02:00CET

Irán celebra el fin de la ofensiva regional sobre Yemen

DUBAI, 21 Abr. (Reuters/EP) -

Irán ha celebrado el fin de la campaña militar que la coalición internacional liderada por Arabia Saudí comenzó hace un mes sobre Yemen para frenar el avance de los huthis y restaurar el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi.

"El cese de la matanza de inocentes es definitivamente un paso hacia delante", ha dicho Marzieh Afjam, portavoz del Ministerio de Exteriores de la República Islámica.

Afjam ha aprovechado para recordar que Irán "ya advirtió de que no había una solución militar para Yemen", según ha informado la agencia de noticias ISNA.

La coalición internacional ha informado este martes de que ha puesto fin a la 'Operación Tormenta Decisiva' porque "ha conseguido eliminar con éxito la amenaza de seguridad" que suponían los rebeldes chiíes para Arabia Saudí y el resto de la región.

Sin embargo, ha anunciado el inicio de 'Restaurar la Esperanza' con los objetivos prioritarios de relanzar el diálogo político y proteger a la población civil, aunque también se encargará de "vigilar" los movimientos huthis para evitar que lleven a cabo "cualquier tipo de operación dentro de Yemen".

CRISIS YEMENÍ

Arabia Saudí asumió el liderazgo de 'Tormenta Decisiva', con la que, junto a otros nueve países de la región, pretendía "repeler a las milicias huthis, Al Qaeda y el Estado Islámico" en Yemen para blindar al Gobierno de Hadi.

Las monarquías del Golfo Pérsico temen que la influencia de Irán en la región se extienda con el ascenso de los huthis al poder, en medio de la inestabilidad generada por el conflicto iraquí y la guerra civil en Siria.

El presidente yemení había apelado directamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en una carta para que autorizara una intervención militar para frenar "la agresión de los huthis" contra su Gobierno.

La crisis política en Yemen, fruto de las disputas intestinas no resueltas con la caída del Gobierno de Alí Abdulá Salé, en 2011, se agravó el pasado mes de septiembre con la irrupción en Saná de los rebeldes chiíes.

Los huthis, que históricamente han reivindicado mayor autonomía para el norte de Yemen, llevaron a Hadi y su Gobierno a dimitir en bloque el pasado mes de enero, evidenciando así la pugna por el control de un país al borde de la guerra civil.

Para leer más