Irán dice que los únicos que se alegran de la muerte de Soleimani son Trump, Pompeo y Estado Islámico

Publicado 15/01/2020 20:40:48CET
El general de Irán Qasem Soleimani y el 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular, Abú Mahdi al Muhandis
El general de Irán Qasem Soleimani y el 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular, Abú Mahdi al Muhandis - Hamed Malekpour

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha afirmado este miércoles que los únicos que se alegran de la muerte del general iraní Qasem Soleimani son el presidente de Estados Unidos y su secretario de Estado, Donald Trump y Mike Pompeo, respectivamente, así como el grupo yihadista Estado Islámico.

"A Estados Unidos no le gustaba el general Soleimani, pese a que era la fuerza más efectiva contra Estado Islámico. Si no me creen, miren quién está celebrando (su muerte)", ha sostenido durante una conferencia en la capital de India, Nueva Delhi.

"¿Quién celebra la muerte de Soleimani? Dos personas: el presidente Trump, Pompeo y Estado Islámico", ha sostenido, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

Asimismo, ha rechazado los argumentos de Washington para justificar el bombardeo y ha recalcado que "Estados Unidos acusó a Soleimani de intentar iniciar una guerra contra Estados Unidos atacando cuatro de sus embajadas".

"Ahora sabemos que Trump autorizó el asesinato hace siete meses (...) y que no había amenazas contra las embajadas estadounidenses", ha dicho, antes de reiterar que Soleimani estaba en Bagdad "no sólo para entregar un mensaje diplomático al primer ministro de Irak, sino también para calmar a los iraquíes enfurecidos" por la muerte de 25 milicianos en bombardeos estadounidenses días antes.

Por ello, Zarif ha sostenido que el bombardeo contra Soleimani "fue un ataque no provocado que abusó del territorio iraquí contra un invitado por Irak en el seno de Irak".

De esta forma, ha explicado que los posteriores ataques iraníes contra dos bases iraquíes en las que están desplegados soldados estadounidenses fue "un acto en defensa propia bajo el artículo 51 de la Carta de la ONU".

Trump justificó nuevamente el lunes el bombardeo en el que murió Soleimani y resaltó que "realmente no importa" si suponía una amenaza "inminente" para el país.

El presidente estadounidenses ha manifestado en varias ocasiones que Soleimani preparaba ataques "inminentes" contra objetivos estadounidenses, si bien las autoridades del país norteamericano no han presentado pruebas que respalden estas afirmaciones.

En este sentido, Pompeo afirmó la semana pasada que Washington "no sabía con precisión cuándo y dónde" planeaba ataques Soleimani, si bien incidió en que eran "inminentes".

Por su parte, Estado Islámico aplaudió la semana pasada la muerte de Soleimani, que describió como "un acto de intervención divina" en un editorial publicado en su revista 'Al Naba'.

LA MUERTE DE SOLEIMANI

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Teherán--, Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes, tras lo que Irán prometió que se vengaría por el ataque.

En respuesta a la muerte de Soleimani, Irán atacó el 8 de enero con misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, describió como "una bofetada" a Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró horas después que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán afirmó que en los mismos han muerto al menos a 80 militares estadounidenses.

Por su parte, las autoridades iraquíes criticaron duramente el bombardeo contra Soleimani y las FMP y recalcaron que esta coalición de milicias fue un elemento importante en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Así, el Parlamento iraquí aprobó el 5 de enero una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Durante la jornada del 6 de enero, el Ejecutivo iraquí limitó las actividades de la coalición internacional y las redujo a los trabajos de entrenamiento y asesoría, prohibiendo sus movimientos por tierra y aire. Por ello, la coalición contra Estado Islámico anunció el 9 de enero una "pausa" de sus operaciones militares en Irak.

Contador