Los iraquíes ignoran el anuncio de la dimisión del primer ministro y vuelven a salir a las calles

Publicado 30/11/2019 10:36:07CET
Protestas en Irak
Protestas en Irak - REUTERS / ALAA AL-MARJANI

BAGDAD, 30 Nov. (Reuters/EP) -

Cientos de iraquíes han salido este domingo a las calles de la ciudad de Nassiriya para reanudar las manifestaciones contra el Gobierno un día después de que el primer ministro del país, Adel Abdul Mahdi, anunciara su dimisión en un intento de contener las protestas reformistas, que se han saldado ya con más de 400 muertos, en buena parte por la represión de las fuerzas de seguridad.

Nassiriya ha sido uno de los epicentros de estas manifestaciones, donde una vez más este sábado la población ha quemado neumáticos y formado barricadas.

El Parlamento iraquí tiene previsto reunirse el domingo para votar una moción de censura contra el todavía primer ministro -- el órgano legislativo tiene que aprobar su dimisión -- en un intento de garantizar a la población que la reforma que tanto piden está en marcha.

La decisión de Abdul Mahdi se produce en respuesta al llamamiento a un cambio de líder realizado este viernes por el principal clérigo chií del país, el gran ayatolá Alí al Sistani, según el comunicado.

Así, Abdul Mahdi ha resaltado que "ha escuchado con mucha atención" el discurso de Al Sistani y ha recalcado que "en respuesta" a su llamamiento "y para facilitarlo lo antes posible" presentará al Parlamento una petición para que acepte su renuncia.

Sin embargo, los manifestantes no tienen intención de quedarse ahí, y exigen una reforma total del sistema político, al que desprecian por su alto índice de corrupción.

Además queda por resolver la tarea de formación de un nuevo Gobierno, una tarea que se antoja larga, dada la lentitud tradicional de la política iraquí, y que podría exacerbar todavía más los ánimos.

Contador

Para leer más