Publicado 07/03/2021 16:05CET

Italia contempla la posibilidad de declarar al país entero "zona de alto riesgo" los fines de semana

El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza
El ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza - Roberto Monaldo/LaPresse via ZUM / DPA

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del primer ministro italiano, Mario Draghi, está considerando la posibilidad declarar al país entero como zona "roja" de alto riesgo, al menos durante los fines de semana, para contrarrestar un aumento en la pandemia de coronavirus.

"La segunda ola nunca se ha detenido. Estamos viendo un repunte muy fuerte por las variantes, lo que nos está llevando a tomar medidas cada vez más restrictivas", ha explicado el ministro de Salud, Roberto Speranza, al diario Corriere della Sera.

Speranza no descartó convertir a toda Italia en una zona roja al menos los fines de semana, y un toque de queda más estricto. "Está claro que vamos a examinar la situación epidemiológica, adaptando las medidas, dadas las variantes", ha declarado.

Italia cuenta con un sistema de tres niveles que clasifica las regiones en riesgo bajo, medio y alto según el número de casos. El sistema implica cierres de bares y restaurantes, y límites estrictos a los movimientos de las personas que les impiden salir de su ciudad o pueblo. Varias regiones ya han cerrado escuelas y las variantes se están extendiendo más rápidamente entre los jóvenes.

Entre las medidas que está considerando el Gobierno y un panel de expertos médicos y científicos, se encuentra la conversión automática de las regiones en zonas rojas si superan el umbral de 250 casos de virus semanales por cada 100.000 habitantes, así como el cierre de los centros comerciales durante la semana.

Las posibles medidas entrarían en vigor a mediados de este mes y durarían unos tres o cuatro fines de semana, según 'La Repubblica'.

Por otro lado, Speranza ha comentado a la televisión Rai3 que espera la declaración de más zonas "rojas" en regiones italianas a las próximas semanas, antes de señalar, en lo que respecta al ámbito de las vacunas, que Italia está abierta a trabajar con las autoridades rusas "para reforzar la producción" de la vacuna Sputnik V, una vez que la Agencia Europea de Medicamentos determine que la vacuna es "segura y segura".

"No me interesa la nacionalidad de los científicos que trabajan en ella", ha declarado Speranza.

La cepa de COVID-19 del Reino Unido ahora es dominante en el país y los casos están aumentando nuevamente máximos de hace dos meses. Italia notificó 23.641 nuevos casos de virus el sábado y el país ha administrado hasta ahora 5,29 millones de dosis de vacunas, con un 2,7% de la población completamente vacunada.