Publicado 26/10/2020 17:47CET

Italia suma otros 17.000 contagios por coronavirus el día que entran en vigor las nuevas restricciones

Una protesta contra las restricciones por el coronavirus en Roma
Una protesta contra las restricciones por el coronavirus en Roma - Mauro Scrobogna/LaPresse via ZUM / DPA

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Italia ha sumado en el último día otros 17.000 contagios más por coronavirus, un dato inferior al récord de más de 21.000 registrado la víspera, según los últimos datos publicados este lunes por el Ministerio de Salud, coincidiendo con la entrada en vigor de las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno para frenar la segunda ola.

En concreto, en las últimas 24 horas se han detectado 17.012 casos entre los más de 124.000 test efectuados, mientras que se han contabilizado otros 141 decesos. El domingo, hubo 21.273 casos de 161.800 test y 128 víctimas mortales. Con estos datos, el balance de la pandemia es de 542.789 casos y 37.479 fallecidos.

Un día más, el número de pacientes hospitalizados sigue en aumento, con otros 991 más hasta un total de 12.997, mientras que los ingresados en la UCI son ya 1.284, otros 76 más desde el domingo. En la actualidad hay 236.684 casos positivos, mientras que 268.626 pacientes han superado la COVID-19, después de que 2.423 más hayan recibido el alta.

Lombardía, la región más castigada por la pandemia, ha sumado otros 3.570 contagios, seguida por Toscana, con 2.171, y Campania, con 1.981, mientras que en Lazio, donde se encuentra Roma, se han contabilizado 1.698 positivos adicionales.

Entretanto, este lunes han entrado en vigor las nuevas medidas adoptadas la víspera por el Gobierno de Giuseppe Conte. Dichas medidas prevén, entre otras cosas, el cierre de bares y restaurantes desde las 18.00 horas así como de cines, teatros y gimnasios, además de recomendarse a la población evitar los desplazamientos innecesarios y no invitar a amigos o familiares a casa.

CRÍTICAS DE RENZI

Entre quienes las han criticado figura el ex primer ministro Matteo Renzi, quien sustenta a la coalición de Gobierno en Italia. Renzi ha prometido que pedirá a Conte que se modifique el decreto gubernamental.

Para el antiguo primer ministro, resulta sobre todo "técnicamente inexplicable" la decisión de cerrar los restaurantes a las 18.00 horas: "¿En la cena la COVID-19 hace más mal que en la comida?", ha preguntado irónico, defendiendo que se opte por el cierre a las 22.00 horas.

Renzi ha apostado por "test rápidos, UCI, transporte y rastreo" para frenar la propagación del virus y ha pedido al Gobierno que explique "los datos científicos y análisis" sobre los que se sustentan las nuevas medidas adoptadas.

También ha habido críticas desde el mundo de la cultura por el cierre de cines y teatros. A este respecto, el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, ha dicho que es "comprensible" pero ha considerado que "no se ha percibido la gravedad de la crisis y no se ha percibido los riesgos de contagio en estos momentos".

"La filosofía, la motivación que ha llevado a cerrar todas las actividades después de las 18.00 horas es exactamente esta: reducir la movilidad y cuando antes se intervenga antes se podrá cambiar la evolución de la curva" epidemiológica, ha subrayado, comprometiéndose a que el cierre sea "lo más breve posible" aunque en función de cómo evolucione la situación.

Para leer más