Japón convoca al embajador chino en Tokio en protesta por la entrada de patrulleras

Actualizado 15/09/2012 10:46:19 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores de Japón ha convocado este viernes al embajador chino en el país, Cheng Yonghua, para protestar por la entrada de ocho patrulleras del gigante asiático en los alrededores de las islas Senkaku/Diaoyu, en disputa entre ambos países.

El viceministro de Exteriores nipón, Chikao Kawai, ha subrayado que las patrulleras ignoraron en reiteradas ocasiones los llamamientos de la Marina japonesa para que no lo hiciera. Asimismo, ha pedido que los barcos abandonen la zona y que no vuelvan a entrar en aguas territoriales del país.

Por su parte, Cheng ha afirmado que las islas Senkaku/Diaoyu son parte del territorio chino, aunque ha manifestado que Pekín no quiere que la situación entre en una escalada y afecte a las relaciones bilaterales, según ha informado la cadena de televisión pública japonesa NHK.

Japón anunció esta semana la compra de las islas, aunque China ya expresó su "firme oposición y enérgica protesta" por la compra de las islas, considerando que es "ilegal" porque forman parte de su "territorio sagrado" desde la antigüedad. El Ministerio de Defensa, por su parte, ha advertido de que se reserva el derecho de adoptar "medidas recíprocas".

Durante la jornada del viernes, China envió ocho patrulleras a los alrededores de las islas Senkaku/Diaoyu. Dos patrulleras chinas --las 'Haijian' 51 y 66-- llegaron a entrar en aguas de la isla Taisho, una de las Senkaku, alrededor de las 6.20 horas del viernes (23.20 horas del jueves en España) y otras cuatro los han hecho apenas 30 minutos después en aguas de la isla Kuba.

En 1895, Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas. No obstante, en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.

Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.

China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.

En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.