Publicado 21/11/2020 17:12CET

Johnson defiende la autonomía de Escocia, pero cree que la gestión nacionalista ha sido "desastrosa"

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha defendido este sábado la descentralización y la cesión de competencias al Gobierno escocés, pero ha criticado la "desastrosa" gestión de gobierno que ha realizado en su opinión el Partido Nacionalista Escocés (SNP, por sus siglas en inglés).

"La forma en la que el SNP ha gestionado la autonomía de Escocia ha sido un desastre. Ha hundido la calidad educativa, la confianza empresarial es baja y tiene la peor valoración histórica de la opinión pública", ha declarado Johnson en referencia a la líder del SNP, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon.

En particular ha reprochado a Sturgeon una gestión dirigida a la secesión. "La clave es que haya políticas que demuestren cómo puede ayudar la autonomía a Escocia, en lugar de la obsesión del SNP con hacer que la autonomía funcione contra el resto de Reino Unido", ha añadido durante su intervención por teleconferencia en un acto del Partido Conservador escocés. "Sin embargo, el hecho de que critique cómo se gobierna la autonomía no significa que quiera poner fin o socavar la autonomía", ha matizado.

Johnson ha recordado su etapa como alcalde de Londres y cómo por ello sabe lo "eficaz" que puede ser la descentralización y ha mencionado como ejemplo conseguir unos medios de transporte más ecológicos o luchar contra el crimen. "La descentralización debe ser utilizada como un peldaño para que las comunidades locales y las empresas tengan más poderes y hacer su vida mejor", ha indicado.

La tensión entre Londres y Escocia se ha incrementado esta semana después de que Johnson afirmara que la descentralización para Escocia fue "el peor error de Tony Blair".

El 'número dos' del SNP, Keith Brown, ha criticado la intervención de Johnson, "diez minutos de puro vacío tras palabras enrevesadas y evasivas tras su metedura de pata por decir que pensaba que la descentralización ha sido un desastre".

"Debería haberse disculpado por insultar la elección democrática del pueblo de Escocia y por la letanía de las tóxicas políticas conservadoras, de la austeridad a un Brexit desastroso pasando por una devastadora pandemia", ha apuntado.

"Johnson el desleal ha demostrado una vez más que a los conservadores no les importa lo que necesita el pueblo de Escocia. La única forma de proteger adecuadamente los intereses de Escocia es ser un país europeo independiente", ha remachado.

En el horizonte están ya las elecciones escocesas, previstas para el 6 de mayo de 2021, y en las que previsiblemente el SNP volverá a hacer valer su dominio político y revitalizar su llamamiento a un nuevo referéndum de independencia después de que la permanencia en Reino Unido se impusiera por un estrecho margen en la votación de 2014.

El Gobierno central ha descartado autorizar este segundo referéndum, alegando básicamente que es "un vez por generación", pero las autoridades de Escocia sostienen que el escenario ha cambiado por completo en estos últimos años debido principalmente al Brexit, al que se opusieron una mayoría de los escoceses.

Un sondeo publicado recientemente por la firma YouGov situaba en el 51 por ciento el nivel de apoyo a la independencia y en el 67 por ciento la aprobación de Sturgeon, frente al 20 por ciento obtenido por Johnson.

Contador