Juncker culpa a los gobiernos de la UE por la falta de acción para hacer frente a la inmigración

Actualizado 27/08/2015 19:15:06 CET

Bruselas ve "alarmantes" casos como los inmigrantes asfixiados en un camión en Austria

BRUELAS, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha rechazado este jueves que "algunos" estados miembro acusen a Bruselas de "inactividad" para responder a la crisis migratoria y ha culpado a los gobiernos europeos tras recordar que rechazaron su propuesta de crear un mecanismo de reubicación temporal de refugiados a partir de cuotas de reparto obligatorias para ayudar a los países más afectados.

"Las críticas de algunos estados miembro sobre la presunta inactividad de la Comisión no está justificada. El Consejo no adoptó la propuesta de la Comisión, de modo que no se le puede culpar a la Comisión", ha dicho Juncker en una rueda de prensa junto al presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

"Tampoco se debe culpar a la UE. Son los Estados miembros a los que hay que culpar", ha apostillado el exprimer ministro luxemburgués.

Los países de la Unión Europea han rechazado el sistema de cuotas obligatorias propuesto por la Comisión Europea para el reparto de 40.000 demandantes de asilo de Italia y Grecia, aunque han aceptado acoger a algo más de 32.000 de forma voluntaria. Los Veintiocho dejaron para octubre la posibilidad de llegar hasta los 40.000 comprometidos.

El Ejecutivo comunitario presentará antes de que acabe el año una propuesta para crear un mecanismo de reubicación "permanente" que "podría constituir una excepción estructural" a la normativa de Dublín, que prevé que sea el país al que llega un refugiado el que tramite su solicitud, ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Inmigración e Interior comunitaria, Natasha Bertaud.

El mecanismo se activaría para hacer frente a "cada crisis" y "ya sería un cambio" de las normas actuales, ha explicado. "Contemplamos que sea un mecanismo obligatorio, vinculante, con una clave de reparto", ha puntualizado Bertaud.

Aunque ha admitido que "las normas actuales no van a funcionar si no se respetan y se aplican en todos los estados miembro", la Comisión Europea ha aplazado una eventual modificación de las normas de Dublín a la revisión que prevé hacer de la normativa en 2016. "En 2016 vamos a proceder a una revisión completa de las normas de Dublín para ver si hay que adoptar más cambios", ha explicado.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y el comisario de Inmigración, Dimitri Avramopoulous, también han dejado claro por su parte que la crisis de la inmigración "es una crisis europea y requiere una respuesta colectiva europea".

"Las noticias de 50 inmigrantes encontrados asfixiados en el casco de un barco anoche y la pérdida de más de 20 o más inmigrantes descubiertos, abandonados en un camión en una carretera en Austria son francamente alarmantes", han justificado en un comunicado conjunto, en el que tachan estos incidentes de "actos siniestros" y "criminales" perpetrados por traficantes "sin escrúpulos".

"La crisis de la inmigración no está en ninguna parte lejana. Está ocurriendo delante de nosotros", han recalcado.

Ambos han insistido en que "ahora es el momento para acciones conjuntas y la solidaridad con todos los estados miembro" y los países socios de la región y han instado a los gobiernos "reacios" a apoyar las propuestas de la Comisión a hacerlo.

Timmermans y Avramopolous han recordado que este lunes 31 de agosto visitarán la localidad francesa de Calais, que este verano ha visto un aumento de inmigrantes que trabajan de llegar a Reino Unido a través del Canal de la Mancha, aunque también visitarán otros de los países afectados, incluido Austria el próximo 7 de septiembre, para "discutir un mayor apoyo y acciones conjuntas".