Keita recalca que "trabajará sin descanso" a favor de la aplicación del acuerdo de paz en Malí

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, en la Asamblea General de la ONU
REUTERS / CAITLIN OCHS
Publicado 26/09/2018 22:00:05CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, ha recalcado este miércoles que "trabajará sin descanso" para la aplicación del acuerdo de paz firmado en 2015 en Argel y ha destacado que este año supondrá el de consolidación del camino democrático hacia la paz, la estabilidad y el desarrollo.

"No dejaré de afirmar que (el acuerdo de paz) es la única alternativa para que nuestro país recupere la paz y la estabilidad, condición 'sine qua non' para todo desarrollo", ha dicho durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Así, ha reiterado que trabajará para "privilegiar el diálogo y la concertación para la gestión de los asuntos públicos" con el objetivo de "sacar al país de la crisis más grave de su historia".

Keita ha manifestado además que las recientes elecciones celebradas en julio, en las que obtuvo la reelección, han sido un paso adelante en este camino por parte de la población del país y ha hecho hincapié en los avances administrativos en el norte del país, donde las autoridades han vuelto de forma escalonada a raíz de la firma del acuerdo de paz.

Sin embargo, ha resaltado que estos avances son "frágiles" y ha argumentado que "la voluntad política no basta por sí misma para lograr todos los puntos previstos en el acuerdo".

En otro orden de cosas, ha alertado del impacto del cambio climático sobre las condiciones de vida de las poblaciones en Malí y el Sahel en general y del incremento del terrorismo y la criminalidad transfronteriza.

Por ello, ha vuelto a pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que "autorice el despliegue" de la fuerza del G5 del Sahel, integrada por países de la región, y "garantice una financiación adecuada, perenne y previsible" para la misma.

"En el plano nacional, hago de la lucha contra la pobreza una de las prioridades de mi segundo mandato", ha dicho, al tiempo que ha aplaudido el cuerdo internacional sobre migraciones.

"Esta decisión colectiva da esperanza a 250 millones de migrantes en todo el mundo y más allá, a toda la humanidad, en un momento en el que la cuestión migratoria se ha convertido en un asunto mayor para todos los estados", ha remachado.