Actualizado 24/07/2007 12:49 CET

Libia/Bulgaria.- El presidente búlgaro, "seguro de su inocencia", indulta a las cinco enfermeras y al médico palestino

SOFIA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente búlgaro, Georgi Parvanov, indultó hoy a las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino que habían sido condenados a cadena perpetua en Libia por el contagio intencionado de sida a más de 400 niños en este país, tan sólo 45 minutos después de que los seis llegaran a Sofía a bordo de un avión presidencial francés.

El ministro de Exteriores búlgaro, Ivailo Kalfin, fue el encargado de leer el decreto presidencial durante la rueda de prensa ofrecida tras la bienvenida a los seis empleados sanitarios a Bulgaria. "Seguro de su inocencia, de acuerdo con los poderes que se le atribuyen, el presidente Parvanov perdona a los médicos", anunció Kalfin.

Las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino, que durante sus 8 años de cautiverio ha recibido la nacionalidad búlgara, fueron autorizados a abandonar Libia a primera hora de hoy tras el acuerdo alcanzado con este país por la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, y la mujer del presidente francés, Cecilia Sarkozy.

Por otra parte, Parvanov expresó en un comunicado su "profunda satisfacción" por el desenlace del caso "largamente esperado por toda la sociedad búlgara". No obstante, aseguró que Bulgaria sigue "profundamente afligida por la tragedia que es el destino de los niños libios enfermos de sida y de sus familias".

Asimismo, el presidente búlgaro dio las gracias "a todos los amigos de Bulgaria, a los dirigentes de Estado y Gobierno, a las ONG y a toda la sociedad búlgara, por su solidaridad y apoyo". En este sentido, tuvo especiales palabras de agradecimiento para el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, así como para Ferrero-Waldner y cecilia Sarkozy.

Los seis trabajadores sanitarios fueron recibidos por miles de personas que se habían congregado en el aeropuerto de Sofía para darles la bienvenida, entre ellos el propio Parvanov y el primer ministro, Sergei Stanishev. Está previsto que ahora los seis sean recibidos por el presidente en su residencia, donde permanecerán durante un par de días para ser sometidos a revisión médica.