La líder de Hong Kong asegura que las medidas anunciadas son solo un "primer paso"

Actualizado 06/09/2019 17:24:37 CET
Protestas en Hong Kong
Protestas en Hong Kong - REUTERS / AMR ABDALLAH DALSH

La Policía dispersa con gases lacrimógenos y pelotas de goma una concentración opositora

HONG KONG, 6 (Reuters/EP)

La jefa del Gobierno de Hong Kong, ha asegurado que las medidas anunciadas estas semanas para tratar de resolver la crisis, entre ellas la retirada de la polémica ley de extradición, son solo "un primer paso", mientras a pie de calle miles de personas siguen reclamando un mayor aperturismo democrático en la antigua colonia británica.

Lam confirmó el miércoles el archivo definitivo de una polémica ley que permitiría el traslado de sospechosos a la China continental, origen de las protestas. Además, anunció otras tres medidas más, entre ellas la apertura de un proceso de diálogo.

"Las cuatro acciones son un primer paso para ayudar a Hong Kong a salir de la disyuntiva", ha afirmado Lam durante un viaje a la región china de Guangxi. "No podemos detener la violencia de forma inmediata", ha alegado en su declaración ante los periodistas.

Hong Kong, sin embargo, se prepara ya para un nuevo fin de semana de protestas. Para este viernes por la tarde había convocadas concentraciones en las inmediaciones de estaciones de metro y oficinas del Gobierno, y el aeropuerto ha avisado de que el sábado solo permitiría el uso del tren lanzadera a los pasajeros con billetes.

Los convocantes de estas manifestantes creen que la retirada de la ley llega demasiado tarde y ya no es suficiente. También reclaman la liberación inmediata de todos los detenidos, una investigación de los supuestos abusos policiales y la retirada del término "disturbios" para referirse a estas movilizaciones.

Las fuerzas de seguridad han utilizado pelotas de goma, gases lacrimógenos y espray de pimienta para dispersar a las personas concentradas este viernes junto a la estación Prince Edward, en la península de Kowloon, lo que ha llevado a los manifestantes a reagruparse en otras zonas.

La Policía hongkonesa ha avisado en un comunicado de que "utilizará la fuerza adecuada para realizar operaciones de dispersión y avisar a todos los manifestantes de que dejen de realizar acciones ilefales y se vayan inmediatamente".

Justin, de 23 años, ha acusado a los agentes de actuar de forma "muy brutal" en la represión de este viernes y ha advertido de que la movilización seguirá. "Estamos enfadados con la Policía y con el Gobierno", ha surbayado.

VISITA DE MERKEL

La canciller de Alemania, Angela Merkel, se ha referido al tema en una reunión con el primer ministro chino, Li Keqiang, y ha pedido que se garanticen "los derechos y las libertades de los ciudadanos" hongkoneses.

Li, por su parte, ha reiterado el apoyo de Pekín al Gobierno de Hong Kong para "terminar con la violencia y el caos conforme a la ley", con el objetivo de "salvaguardar la prosperidad y la estabilidad" del territorio. El primer ministro chino ha defendido el lema "un país, dos sistemas".

Contador

Para leer más