El líder del OLF niega que haya firmado un acuerdo con el Gobierno de Etiopía para el desarme del grupo

Bandera del Frente de Liberación Oromo
REUTERS / TIKSA NEGERI - Archivo
Publicado 08/10/2018 22:36:35CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder del Frente de Liberación Oromo (OLF), Dawud Ibsa, ha negado este lunes las informaciones sobre la firma de un acuerdo para desarmar a sus milicianos tras el regreso a Etiopía de la cúpula de la formación desde el exilio.

"Lo que hemos acordado es cómo el OLF puede jugar un papel en mantener la paz en Etiopía", ha dicho, sin dar detalles sobre lo que esto significaría, al tiempo que ha señalado que no le gusta el término "desarmar".

Sin embargo, Ibsa Negewo, miembro ejecutivo del partido, ha dicho que 1.500 de los 4.300 miembros del OLF se han desarmado y se encuentran en un centro temporal en el sur del país africano.

Por último, Dawud ha reclamado una investigación independiente para determinar si miembros del grupo estuvieron detrás de la murete de 40 personas en los recientes enfrentamientos en el oeste del país, según ha informado la cadena de televisión BBC.

El líder del OLF, una organización considerada como terrorista hasta hace unas semanas, regresó en septiembre de su exilio junto a varios dirigentes más en el marco del proceso de reconciliación abierto en el país tras la llegada al poder del primer ministro, Abiy Ahmed.

A su vuelta al país, subrayó que los oromo, que suponen el mayor grupo étnico en Etiopía, han hecho sacrificios significativos en el último año para construir la democracia en Etiopía, y pidió tanto a los ciudadanos como a los partidos políticos a que respeten el estado de derecho, ya que de lo contrario no se podrá lograr la democracia.

El OLF estuvo luchando durante décadas por la secesión de la región de Oromía, pero el pasado agosto anunció que renunciaba a la lucha armada, aceptando la oferta de amnistía del primer ministro. Esta misma semana el OLF anunció una alianza política con el Congreso Federalista Oromo (OFC), un partido que ha defendido históricamente a los oromo por la vía pacífica.

Los oromos son la etnia mayoritaria en Etiopía pero tradicionalmente habían estado marginados del poder, lo que provocó en los últimos años violentas protestas que dejaron cientos de muertos y que en último término fueron uno de los motivos de la dimisión del primer ministro, Hailemariam Desalegn, el pasado febrero. Abiy es el primer jefe de Gobierno oromo que tiene el país.