El líder de los 'tories' euroescépticos pide retrasar la votación sobre el Brexit

Publicado 12/03/2019 11:28:20CET

LONDRES, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El diputado que lidera el ala euroescéptica del partido conservador, Jacob Rees-Mogg, ha pedido retrasar al miércoles la votación del Parlamento británico sobre el acuerdo legalmente vinculante sobre la salvaguarda irlandesa al que llegaron en la noche del lunes la primera ministra, Theresa May, y la Comisión Europea.

El resultado de la votación es una incógnita, ya que May no tiene asegurados ni siquiera los votos de los miembros de su partido conservador. Por ejemplo, Rees-Mogg, que ha reconocido que está esperando asesoramiento legal para decidir si apoya el plan de la 'premier'. Por esta razón, ha admitido que quizá sea necesario que el Parlamento retrase una votación que se produce apenas a 17 días de la fecha señalada para la salida de Reino Unido de la UE.

"Esto ha sido una carrera desesperada", ha afirmado Rees-Mogg en la BBC. "Creo que sería mejor retrasar la votación a manaña miércoles cuando la gente haya tenido tiempo para tomar una decisión más meditada", ha asegurado.

En la misma línea se han manifestado dos miembros del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte que sostiene al Gobierno de Theresa May, ya que necesitan más tiempo para analizar el acuerdo legalmente vinculante para que la salvaguarda no sea permanente.

El parlamentario del DUP Jeffrey Donaldson ha declarado en la televisión RTE que su partido todavía no ha llegado a una conclusión definitiva sobre el sentido de su voto, pero que un retraso "puede ser una opción que el Parlamento debería considerar".

Su compañero de partido Sammy Wilson ha asegurado en la BBC Radio Ulster que considera que "si el Gobierno quiere tener un completo escrutinio sobre este acuerdo... Una de las opciones que tiene es retrasar el voto de hoy. Nosotros no nos opondríamos a eso".

Sin embargo, para el antiguo secretario británico para el Brexit David Davis el plan de Theresa May puede ser aceptable si el abogado del Gobierno establace claramente que los nuevos compromisos tienen fuerza legal.

"Teniendo en cuenta todo esto, el pacto es aceptable para mí en la medida en la que tenemos una respuesta clara y firme del fiscal general Geoffrey Cox", ha declarado en Talk Radio. "Si Geoffrey Cox es ambiguo entonces todo caerá de nuevo", ha añadido.

DUBLÍN NO VE PELIGRO EN EL ACUERDO

La salvaguarda pretende evitar el retorno de una frontera dura en el Úlster, por lo que Dublín también está pendiente de la votación de este martes. El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha asegurado este martes en Twitter que el acuerdo de Londres con Bruselas no pone en peligro la salvaguarda irlandesa.

"Esto no reabre el acuerdo de salida ni socava la salvaguarda o su aplicación. (El acuerdo) dice que trabajaremos juntos de buena fe para lograr una buena relación que asegure que logramos los objetivos, particularmente la necesidad de evitar una frontera dura", ha afirmado Varadkar en un discurso televisado.

"Espero y confío que el acuerdo de retirada sea ahora aprobado por la Cámara de los Comunes", ha afirmado. Varadkar ha insistido en que gracias a este documento las dudas y los miedos sobre la salvaguarda "pueden aparcarse".

"El Brexit ha sido en muchas formas una nube negra...un voto positivo hoy puede despejar esas nubes y restablecer la confianza y el optimismo en Reino Unido, Irlanda y en toda la UE", ha asegurado Varadkar.