Lituania se queja a China por la intervención de diplomáticos chinos en una protesta en Vilna sobre Hong Kong

Publicado 03/09/2019 13:01:42CET
El primer ministro de Lituania, Saulius Skvernelis, en una imagen de archivo
El primer ministro de Lituania, Saulius Skvernelis, en una imagen de archivo - REUTERS / INTS KALNINS - Archivo

VILNA, 3 Sep. (Reuters/EP) -

Las autoridades lituanas han presentado una queja ante la Embajada de China en Vilna, después de que varios diplomáticos chinos se entrometieran en una manifestación en la capital lituana a favor de las protestas en Hong Kong en contra del dominio de Pekín.

El Ministerio de Asuntos Exteriores lituano ha dicho en un comunicado que los diplomáticos chinos actuaron "violando el orden público" en la manifestación del 23 de agosto, convocada para mostrar solidaridad con los manifestantes de la antigua colonia británica que rechazan el dominio de Pekín.

Un portavoz de la Policía lituana ha informado a la agencia Reuters de que dos ciudadanos chinos fueron detenidos y sancionados con una multa de 15 euros cada uno, después de hacer ondear banderas chinas, haciendo aumentar al tensión en la protesta.

"Tenemos información de que algunos diplomáticos chinos estuvieron más activos de lo que deberían y eso es inaceptable", ha declarado el ministro de Exteriores, Linas Linkevicius. Las autoridades chinas han negado este martes que sus representantes hayan cometido irregularidades.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Geng Shuang, ha dicho que "es completamente razonable" que los ciudadanos chinos expresen desde el extranjero su oposición a los "comportamientos violentos e ilegales en Hong Kong", aunque ha matizado que espera que las muestras de patriotismo se efectúen "de forma racional".

Geng ha añadido que "los diplomáticos chinos han estado cumpliendo con su deber basándose en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y no han violado ninguna ley local".

La manifestación en Vilna se caracterizó por las cadenas humanas que formaron los activistas siguiendo el ejemplo de una protesta contra el control soviético en Lituania, Letonia y Estonia en 1989.

Antes de que la Policía interviniese en la protesta, varias personas que hablaban mandarín y exhibían banderas chinas intentaron arrebatar el megáfono a los manifestantes por la fuerza, según ha declarado el diputado lituano Mantas Adomenas que participó en la organización de la movilización.

Después de las detenciones de dos ciudadanos chinos, miembros de la Embajada se acercaron a la Policía para pedir su liberación, según el diputado. "He revisado vídeos tomados en la manifestación y he visto que el embajador chino estaba presente", ha añadido Adomenas.

Las protestas en Hong Kong comenzaron cuando el Gobierno de la antigua colonia china intentó aprobar una ley de extradición al territorio continental de China, una medida que posteriormente fue suspendida en su tramitación. Las manifestaciones pronto derivaron en un movimiento más amplio a favor de la democracia y en contra del control chino sobre la antigua colonia británica.

Para leer más