La llegada de refugiados a Europa disminuye en noviembre por el mal tiempo, según ACNUR

Actualizado 01/12/2015 14:49:37 CET
Refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia
OGNEN TEOFILOVSKI / REUTERS

UNICEF denuncia la situación de los niños atrapados en la frontera entre Grecia y Macedonia

GINEBRA, 1 Dic. (Reuters/EP) -

Unos 140.000 refugiados e inmigrantes han llegado a Europa por mar en noviembre, una acusada reducción con respecto al mes de octubre, si bien las cifras siguen siendo muy altas y se podría llegar al millón este año, según los datos publicados este martes por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

"La cifra mensual del mes de noviembre es la primera de este año que realmente muestra un descenso en comparación con la anterior", ha explicado en un briefing el portavoz de ACNUR William Spindler. En octubre se registraron 220.000 llegadas y este lunes, tras un parón por la mar embravecida, hubo 5.200 llegadas a las costas de Grecia.

"Las razones de la ralentización en el número de llegadas tienen que ver con la fluctuación en las condiciones meteorológicas en el Egeo pero también con la represión del tráfico de personas por parte de las autoridades turcas", ha añadido.

Hasta ahora, 886.662 personas han llegado a las costas de Europa en lo que va de año en busca de asilo o de un futuro mejor, cuatro veces más que el total registrado en 2014, según Spindler. La mitad de los que han llegado son sirios que huyen de la guerra civil en su país y la inmensa mayoría de los que arriban a Europa lo hacen por mar

"No es poco realista decir que podríamos llegar al millón para finales de este año", ha subrayado Spindler.

Por otra parte, el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han señalado que mujeres y niños conforman ahora algo más de la mitad de los refugiados e inmigrantes en movimiento, el 52 por ciento.

FRONTERA ENTRE GRECIA Y MACEDONIA

El sábado, la Policía de Macedonia lanzó gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra inmigrantes desesperados atrapados desde hacía días en la frontera con Grecia y que piden poder seguir si viaje hacia Europa occidental, mientras soldados comenzaban a erigir una valla metálica para impedirles el paso. Solo se está permitiendo cruzar a sirios, iraquíes y afganos.

Cientos de niños figuran entre los atrapados, incluidos ciudadanos de Líbano, Pakistán, Irán y Bangladesh, ha denunciado el portavoz de UNICEF, Christopher Tidey, de visita en la región, en declaraciones por teléfono. Los niños son altamente vulnerables a infecciones respiratorias con la llegada del invierno, ha prevenido.

"Lo que estoy viendo básicamente durante el recorrido de mi viaje es que los niños en movimiento están pasando mucho tiempo a la intemperie sin suficiente descanso", ha subrayado.

En cuanto a las personas atrapadas en la frontera de Grecia con Macedonia, Tidey ha explicado que "están viviendo en unas condiciones extremadamente pésimas sin cobijo adecuado, con entre 30 y 40 personas durmiendo en una misma tienda de campaña en ocasiones para mantenerse calientes".

"Muchas familias con las que hemos hablado han estado allí entre siete y diez días y eso incluye a familias con niños", ha precisado el portavoz de UNICEF.

Para leer más