Luxemburgo critica que Orban y Salvini "están en las antípodas" y pide ayudar a España en el Mediterráneo

Xavier Bettel
REUTERS / PIROSCHKA VAN DE WOUW
Publicado 18/10/2018 11:57:52CET

Tajani ve "un buen compromiso" que los países que no quieren acoger a refugiados destinen "más" dinero a África para desatascar la reforma de la política de asilo

BRUSELAS, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, ha criticado la actitud del primer ministro húngaro, Viktor Orban, y del ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, por su posición dura contra la inmigración y ha reclamado apoyar a países como España y Malta a gestionar los flujos migratorios en el Mediterráneo.

"Orban dice que ya no quiere (refugiados) y Salvini quiere solidaridad y que otros se ocupen. Hay que desmitificar este bloque de gente que no quiere nada. Orban y Salvini están en nuestras antípodas", ha asegurado el primer ministro luxemburgués a su llegada a la cumbre este jueves, donde los lideres discutirán los esfuerzos para controles los flujos migratorios --que se han desviado del Mediterráneo central al occidental-- y la cooperación con los países del Norte de África.

Bettel ha defendido que no se puede "considerar que España, Malta y otros que tienen frontera en el Mediterráneo sean responsables por todos" y ha reclamado "encontrar soluciones comunes".

"No podemos considera que un país que tiene frontera marítima es el único responsable. Es un problema europeo, la solución debería ser la solución europea también", ha remachado.

Bettel ha recordado que aún no se han creado "zonas de desembarco" de inmigrantes, pero ha insistido en que "si todo el mundo habla pero nadie quiere tenerlos en casa será complicado" y ha admitido que las negociaciones con Egipto "van menos rápido que previsto" de cara a intensificar la cooperación para controlar los flujos migratorios.

Ningún país del Norte de África ha aceptado por ahora acoger un centro para identificar a los inmigrantes y refugiados, a semejanza del que existe en Níger, en el que la UE coopera con las agencias de la ONU para repatriar de forma voluntaria a los inmigrantes que no tienen derecho a asilo y facilitar la reubicación de los refugiados.

E l Gobierno español ha reclamado "más" ayuda de la Unión Europea para Marruecos para controlar los flujos migratorios ante el aumento del 150% de llegadas a España a través de la ruta del Mediterráneo oriental.

LA UE PIDE MÁS APORTACIONES A LOS PAÍSES

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reconocido a su llegada a la reunión que la ruta del Mediterráneo oriental "necesita más atención" y ha dejado claro que los Gobiernos europeos deberán seguir apoyando "recursos" para invertir en proyectos de cooperación con los países de la región.

"Seguiremos necesitando recursos de los Estados miembro para continuar invirtiendo en proyectos que ayuden a gestionar las rutas, tanto la ruta del Mediterráneo Central y la ruta del Mediterráneo occidental, que necesita más atención", ha subrayado a su llegada, al tiempo que puesto en valor que la UE y África hayan elevado su partenariado "a un nuevo nivel, entre socios iguales", "un cambio cualitativo" que era necesario con el continente vecino. "Vamos a hacer una inversión estratégica en los próximos años", ha subrayado.

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha vuelto a reclamar destinar más dinero para "un plan Marshall" para África. "Buscamos otros 3.000 millones más para el Fondo, para que podamos tener al menos 40.000 millones para un plan Marshall para África", ha dicho en rueda de prensa tras participar en un intercambio con los líderes europeos.

El dirigente italiano también ha respaldado la propuesta de la anterior Presidencia búlgara de la UE para que los Gobiernos europeos que no quieran acoger a refugiados -como los países del bloque Visegrado_puedan pagar "más" para invertir en África como forma de desatascar la reforma de la política de asilo europea. "Si estas en contra de las reubicaciones, pagas. No acoges, más dinero", ha resumido.

"Esto debe ser un buen compromiso", ha asegurado, admitiendo que "nadie es perfecto". "Es mejor un acuerdo con un compromiso que no tener acuerdo", ha esgrimido.