Manifestantes antigubernamentales bloquean una autovía clave en el oeste de Pakistán

Publicado 13/11/2019 13:56:38CET
Autovía bloqueda en el oeste de Pakistán por manifestantes antigubernamentales en el marco de las protestas por la Marcha de la Libertad
Autovía bloqueda en el oeste de Pakistán por manifestantes antigubernamentales en el marco de las protestas por la Marcha de la Libertad - REUTERS / STRINGER .

ISLAMABAD, 13 Nov. (Reuters/EP) -

Manifestantes antigubernamentales han logrado este miércoles bloquear con una sentada una importante autovía en el oeste de Pakistán, una acción enmarcada en sus movilizaciones para intentar desalojar del poder al actual primer ministro, Imran Jan.

La campaña de protestas, encabezada por el líder del partido conservador Jamiat Ulema e Islam (JUI-F), Fazl-ur-Rehman, comenzó con la llamada primera fase de la Marcha de la Libertad (Azadi) el 27 de octubre, partiendo desde la localidad de Karachi, en el sur de Pakistán.

En el marco de esa movilización, decenas de miles de manifestantes llegaron el 31 de octubre a la capital de Pakistán, Islamabad, donde han estado realizando una sentada en la principal autovía para exigir la dimisión de Jan y la convocatoria de elecciones anticipadas por supuestos fraudes electorales y por la mala gestión económica del Ejecutivo.

Trabajadores con banderas del partido JUI-F han bloqueado este miércoles con una sentada la autovía que une Quetta con Chaman, en el oeste de Pakistán, provocando largas colas de camiones cargados con mercancías, según muestran las imágenes de las cadenas de televisión.

Esta nueva sentada de protesta fue anunciada por Rehman a última hora del martes en un discurso ante sus seguidores en Islamabad. "Anuncio un plan B desde mañana", aseguró. Este plan de movilizaciones contempla el bloqueo de varias autovías para terminar con un bloqueo en todo el país, según contó a la prensa Akram Durrani, un destacado dirigente del JUI-F.

Rehman es un veterano líder político que puede movilizar un apoyo importante en círculos religiosos en todo el país. Su campaña es la primera concertada por la oposición para desafiar al primer ministro Jan, que llegó al poder con la promesa de poner fin a la corrupción y crear empleos para las clases más desfavorecidas.

Las movilizaciones llegan en un momento en el que el Gobierno está luchando contra la elevada inflación y maniobrando para tratar de reactivar una economía con problemas. Jan puso en marcha una plataforma de reformas económicas pero su Gobierno, como sucedió con los anteriores ejecutivos, se ha visto obligado a solicitar un rescate de 6.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La oposición mantiene que el Gobierno que lidera Jan es ilegítimo y que está siendo respaldado por las Fuerzas Armadas, que han tenido un peso decisivo en la historia reciente del país y que fijan las líneas principales en la política de defensa y de seguridad.

Para leer más