Publicado 22/01/2021 22:28

Más de 200 trabajadores sanitarios polacos se desplazan a Eslovaquia para colaborar en las pruebas de COVID-19 masivas

Pruebas diagnósticas de la COVID-19 en Bratislava, la capital de Eslovaquia.
Pruebas diagnósticas de la COVID-19 en Bratislava, la capital de Eslovaquia. - Tomas Tkacik/SOPA Images via ZUM / DPA

BRATISLAVA, 22 Ene. (DPA/EP) -

Un total de 211 trabajadores sanitarios polacos se han desplazado a Eslovaquia para apoyar a las autoridades con el programa de pruebas de COVID-19 masivas del país, según ha anunciado el Gobierno eslovaco.

El primer ministro eslovaco, Igor Matovic, y el ministro del Interior, Roman Mikulec, han acudido este viernes a recoger personalmente a los 65 primeros sanitarios procedentes de Polonia al aeropuerto de Bratislava, la capital de Eslovaquia. Matovic ha agradecido al Gobierno polaco por su "fraternal ayuda".

Eslovaquia comenzó su campaña de pruebas a gran escala a nivel nacional este lunes. Para el 26 de enero, casi toda la población eslovaca mayor de 10 años será objetivo de un test de antígenos. Sin un resultado negativo, las personas no pueden acudir a sus puestos de trabajo hasta el 7 de febrero.

Mientras Austria y otros países han llevado a cabo iniciativas similares, la gestión caótica de la campaña de pruebas de COVID-19 masivas de Eslovaquia ha suscitado debate.

Organizaciones sanitarias han criticado este enfoque, que realiza pruebas a personas sanas, señalando que se trata de un uso ineficiente de un sistema sanitario que ya está sobrecargado. A juicio de los críticos, sería mejor realizar pruebas únicamente a los grupos de riesgo y en aquellas zonas donde se diagnostiquen muchos casos y focalizarse más en preparar la campaña de vacunación contra la COVID-19.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias eslovacas han contabilizado más de 233.000 casos de la COVID-19, incluidas cerca de 4.000 víctimas mortales debido a la enfermedad.

Más información