Al menos diez muertos tras una semana de ataques en Sudáfrica contra inmigrantes de otros países africanos

Publicado 05/09/2019 19:45:28CET
Policías patrullan las calles de Johanesburgo tras los disturbios
Policías patrullan las calles de Johanesburgo tras los disturbiosREUTERS / MARIUS BOSCH

CIUDAD DEL CABO, 5 Sep. (Reuters/EP) -

Al menos diez personas han muerto tras una semana de ataques contra imigrantes de otros países africanos en Sudáfrica, un brote de violencia que el Gobierno ha llegado a tildar de 'afrofobia'.

Los disturbios comenzaron la semana pasada después de que un taxista sudafricano fuera asesinado por un supuesto narcotraficante nigeriano en Johanesburgo.

Desde entonces, se han registrado ataques contra inmigrantes africanos y establecimientos regentados por ellos en una ola de violencia de la que el Gobierno culpó inicialmente a bandas criminales.

Sin embargo, la ministra de Exteriores, Naledi Pandor, ha reconocido que los ataques tienen un propósito claro. "Tienen como objetivo africanos de otras partes de África, no podemos negarlo", le ha dicho a Reuters, en el marco de una cumbre regional en Ciudad del Cabo.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, ha confirmado en un discurso televisado que al menos diez personas han muerto en tan solo una semana. Además, cientos han sido detenidas por los disturbios.

"En los últimos días, nuestro país ha sido profundamente traumatizado por actos de violencia y criminalidad dirigidos contra extranjeros y contra nuestros propios ciudadanos", ha lamentado.

Aunque la nacionalidad de las víctimas no ha trascendido, los ataques se han dirigido principalmente contra nigerianos, lo que ha exacerbado las tensiones entre Nigeria y Sudáfrica, las mayores economías del continente.

El martes, Nigeria convocó al embajador de Sudáfrica para pedir explicaciones y el miércoles anunció que no enviaría representantes a la edición africana del Foro Económico Mundial que se celebra estos días en Ciudad del Cabo.

El ministro de Información de Nigeria, Alhaji Lai Mohamed, ha anunciado este jueves que el viernes se enviará un avión a Sudáfrica para evacuar a los nigerianos que quieran regresar a su país.

En la misma línea, el ministro de Transporte de Tanzania, Isack Kamwelwe, ha anunciado este jueves que Air Tanzania, la aerolínea estatal, ha suspendido sus vuelos con origen en Dar es Salam y destino en Johanesburgo por la violencia en la ciudad sudafricana.

Contador

Para leer más