Actualizado 04/07/2015 17:36 CET

Miliband subraya que el 'no' es un "voto para el cambio" no sólo en Escocia, sino en todo Reino Unido

LONDRES, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder del Partido Laborista británico, Ed Miliband, ha asegurado este viernes que el rechazo a la independencia en el referéndum escocés constituye un "voto para el cambio" y que, en consecuencia, "el cambio no acaba hoy, sino que empieza", puesto que no sólo Escocia, sino que el conjunto de Reino Unido necesita "cambiar cómo está gobernado y por quién".

En una reunión de los laboristas escoceses para celebrar el resultado del histórico plebiscito, Miliband se ha comprometido a trabajar con las demás fuerzas políticas para alumbrar las reformas constitucionales necesarias, tanto en Edimburgo, como en los demás territorios que forman parte de la unión.

"Responderemos ante la necesidad de cambio, la devolución es buena para todos, no sólo para Gales y Escocia, sino que también para Inglaterra e Irlanda del Norte", ha declarado, recogiendo así el guante del primer ministro, David Cameron, quien en su primera comparecencia tras los resultados había reconocido la obligación de abrir un proceso de transferencias al resto del país, en paralelo al escocés.

Superado el referéndum, el dirigente laborista evidenció un giro de atención hacia la próxima cita electoral, las generales de mayo, ya que mientras "las últimas semanas fueron sobre mantener el país juntos, ahora se trata de cómo cambiarlo juntos".

MANTENER EL PAÍS UNIDO

"Necesitamos un partido que hable por cada parte de Reino Unido y hay un partido que puede hacer eso: el Laborismo, nuestro partido. Es nuestra responsabilidad en los próximos meses", ha declarado Miliband, quien ha apelado a reeditar en la cita con las urnas de mayo el espíritu de participación del referéndum escocés.

"Digámosle a nuestros nietos que no sólo mantuvimos el país unido, sino que lo cambiamos unidos", ha proclamado el jefe de la oposición británica, quien denunció que "no sólo en Escocia, sino en todo el país", los ciudadanos denuncian la existencia de una clase política "que sólo trabaja para una minúscula elite a la cabeza y eso debe cambiar".

TRIBUTO A DARLING

"El Laborismo está determinado a mostrar en los próximos años que puede ser el vehículo para una vida mejor", ha concluido, antes de rendir "el más cálido tributo" al líder de la campaña Better Together, el ex ministro del Tesoro laborista Alistair Darling, por no haber "tomado el camino fácil", sino "uno de los roles más importantes para mantener este país unido".

Al respecto, Darling ha invocado el mensaje de Cameron y, además de reivindicar que "se ha hecho historia", ha subrayado que el "voto que dice que el futuro está en seguir en Reino Unido zanja el debate durante toda una generación". "Toda mi vida adulta ha girado en torno a esa pregunta, por lo que con este referéndum hemos cambiado Escocia y Reino Unido para siempre y tenemos que asegurarnos de que lo hacemos bien", ha reconocido.

Así, en línea con los líderes políticos, el ex ministro laborista ha reconocido la obligación de dar luz verde a "cambios en los arreglos constitucionales" que rigen en Reino Unido y citó las áreas en las que los ciudadanos quieren soluciones reales: "La gente quiere una vida mejor: financiación sanidad, educación, empleos... y creemos que podemos hacerlo desde Escocia pero trabajando con el resto de Reino Unido".

En su opinión, este "deber de cumplir" es posible, ya que "una de las fortalezas de los últimos dos años ha sido probar que se puede trabajar entre otros partidos y con gente que no es de partidos para nada". "Gente implicada como no la he visto en mi vida adulta, podemos estar de acuerdo o en desacuerdo, pero acordamos trabajar los unos con los otros", ha celebrado.

Para leer más