Los militares y la oposición de Sudán se reúnen este lunes para resolver el bache en el proceso de transición

Sudán.- La oposición vuelve a tomar las calles en Sudán para protetar contra el gobierno militar provisional
REUTERS / UMIT BEKTAS
Publicado 12/05/2019 8:36:34CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Militar de Transición (TMC) de Sudán y la antigua oposición política al depuesto presidente Omar al Bashir ha acordado reanudar este lunes las conversaciones para un gobierno híbrido en funciones para el país africano, paralizadas por discrepancias sobre la proporción de militares y civiles en el próximo ejecutivo, el uso de la ley islámica como fuente de derecho, así como los plazos de las futuras elecciones.

La oposición, aglutinada en una coalición denominada Declaración de Fuerzas de Libertad y Cambio (DFLC), ha confirmado que volverá a sentarse en la mesa de negociaciones tras desmentir cualquier tipo de fricción entre los diferentes bandos que la componen, tal y como ha asegurado su portavoz, Jalid Omer, al 'Sudan Tribune'.

Para tranquilizar a la población y a la junta militar, la coalición ha emitido este sábado una declaración en la que se compromete a resolver cualquier tipo de malentendido dentro de la alianza sobre sus propósitos para el futuro del país en un plazo de 72 horas, con el objetivo de presentar una propuesta clara a los militares, que antes de la ruptura de las negociaciones les afearon su incapacidad para alcanzar un consenso nítido sobre los temas a tratar.

La coalición también se ha comprometido a definir su propia estructura, todavía confusa dado que está compuesta por medio centenar de grupos que han suscrito la mencionada declaración. "Es necesario para dar una sensación de unidad, de ahí que hayamos establecido un comité específico para ello", ha explicado Omar.

Dentro de esta estructura se espera que la Asociación de Profesionales Sudaneses (APS), grupo civil independiente, impulsor de las protestas que acabaron con el mandato de Al Bashir, juegue un papel fundamental.

Entretanto, la sociedad sudanesa sigue ejerciendo presión para acelerar el cambio político en el país. Miles de manifestantes llevan acampados frente al Ministerio de Defensa en el centro de Jartum desde el 6 de abril, a la espera de que oposición y militares solventen sus diferencias.

"El pueblo sudanés", escribe el bloguero opositor Mahmoud Suleiman, "rechaza abiertamente cualquier nuevo 'golpe militar' que reproduzca las crisis de los últimos 30 años en Sudán y hay otra solución a la crisis que la entrega del poder a un gobierno civil, acordada de conformidad con la declaración de las Fuerzas de Libertad y Cambio".

Contador

Para leer más