El ministro de Exteriores de Nueva Zelanda destaca la importancia de las relaciones bilaterales con China

 Winston Peters, ministro de Exteriores de  Nueva Zelanda.
REUTERS / REUTERS STAFF
Actualizado 05/12/2017 7:52:38 CET

WELLINGTON, 5 Dic. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda, Winston Peters, ha destacado este martes la importancia de las relaciones bilaterales entre Wellington y Pekín.

"Nuestro historial comercial y económico es dramático", ha aseverado el ministro en el marco de un aumento de la tensión en el país ante la posibilidad de que su retórica proteccionista pueda interferir en la relación entre Nueva Zelanda y China, que constituye un aliado comercial de gran relevancia para el país de Oceanía.

"Nueva Zelanda continuará buscando una cooperación más estrecha con China mientras los dos países se centran en el desarrollo económico sostenible y el bienestar de sus pueblos", ha explicado Peters.

El comercio entre ambos países ha aumentado hasta alcanzar los 24.000 millones de dólares neozelandeses (13.900 millones de euros) al año. Asimismo, Nueva Zelanda constituye el primer país en apoyar formalmente el 'cinturón' de China, un ambicioso proyecto de infraestructura.

Por otro lado, China y Nueva Zelanda se encuentran actualmente negociando la posibilidad de mejorar el tratado de libre comercio firmado en 2008 entre las partes. Este serviría "como demostración del compromiso común para liberalizar el comercio", según ha manifestado Peters.

El ministro neozelandés ha defendido el historial chino de defensa de los Derechos Humanos. "Cuando tienes millones de personas que deben ser reubicadas y que necesitan de nuevo trabajo tienes un gran problema", ha aseverado.

"A veces quienes realizan comentarios al respecto desde Occidente deben tener más consideración y tener en cuenta el resultado económico de esto en vez de estar continuamente hincapié en lo romántico de la libertad", ha afirmado.

El político neozelandés jugó un papel decisivo en octubre a la hora de negociar el gobierno de coalición que ahora encabeza la primera ministra, Jacinda Ardern, líder del Partido Laborista.