Actualizado 12/01/2012 19:26 CET

Mueren cuatro islamistas em Yermen tras combates con rebeldes chiíes

SANÁ, 12 Ene. (Reuters/EP) -

Al menos cuatro miembros de un grupo salafista han muerto tras enfrentarse en el norte de Yemen con rebeldes chiíes, según ha reconocido un portavoz del grupo islamista, Surour al Wadi.

Los chiíes, miembros de la tribu de los Houthi, supuestamente perpetraron un ataque a primera hora en una zona cercana a la ciudad de Saada, al norte de la capital del país, Saná. Los salafistas, suníes que se rigen por una creencia pura del Islam, respondieron con armas automáticas y como consecuencia de estos choques "cuatro hermanos murieron", según Wadi.

Por su parte, el líder de la supuesta facción atacante, Abdelmalek al Houthi, acusó a los salafistas de iniciar una "agresión injustificada" contra residentes del área de Ahem. Según su versión, los asaltos comenzaron el miércoles y provocaron la muerte de una persona.

Un miembro del consejo de dirección de los Houthi, Daifalá al Shami, ha confirmado que se han registrado víctimas en los combates de este jueves, aunque no ha dado detalles al respecto. Las dos partes suelen culparse de los enfrentamientos en la frontera entre Yemen y Arabia Saudí.

ULTIMÁTUM EN SANÁ

Una comisión responsable de desmilitarizar la capital ha dado 48 horas de plazo a detractores y simpatizantes del presidente saliente, Alí Abdulá Salé, para que pongan fin a los enfrentamientos. La presencia de grupos armados en las calles de Saná, vigente pese a un ultimátum que expiró a finales de diciembre, pone de manifiesto la dificultad de restaurar la paz en un país que durante la mayor parte de 2011 estuvo paralizado por las protestas contra el Gobierno.

Gran parte de las movilizaciones cesaron cuando Salé firmó el acuerdo de transición por el cual se comprometió a abandonar el poder a cambio de inmunidad procesal. El enviado de la ONU para Yemen, Jamal Benomar, aterrizó este jueves en el país para supervisar la aplicación de este pacto.

Los analistas prevén que Salé abandone Yemen para recibir tratamiento médico en el extranjero una vez que el Parlamento ratifique su inmunidad, lo que también permitiría a las autoridades comenzar a preparar las elecciones presidenciales del 21 de febrero.