La OCI rechaza cualquier medida que amenace a la "posición histórica y legal" de Jerusalén Este

Actualizado 01/06/2019 6:33:42 CET
A.Saudí.- Arabia Saudí ejecuta a cuatro personas por tráfico de drogas
REUTERS / POOL NEW - Archivo

RIAD, 1 Jun. (Reuters/EP) -

El rey Salmán de Arabia Saudí ha dicho este sábado durante la celebración de una nueva cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) que rechaza cualquier medida que amenace a la "posición histórica y legal" de Jerusalén Este.

Asimismo, ha reiterado que los ataques a los activos petroleros saudíes por parte de Irán son una amenaza para el suministro mundial de petróleo y para la seguridad nacional.

"Los ataques contra las estaciones de petróleo saudíes llevados a cabo por grupos apoyados por Irán no solo amenazan a la seguridad del reino y del Golfo, sino que también afectan a la seguridad marítima y al suministro mundial de petróleo", ha dicho Salman en una cumbre de la OCI celebrada en la ciudad de La Meca.

El rey Salmán de Arabia Saudí sostuvo al arranque de las conversaciones de La Meca que los programas nuclear y balístico de Irán suponían una amenaza para la seguridad regional e internacional, y que la república islámica amenazaba en general el comercio marítimo internacional, en referencia al reciente sabotaje de cuatro buques frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Riad ha acusado a Teherán de organizar estos ataques. Por su parte, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, ha afirmado este jueves de que las pruebas que demuestran que Irán está detrás de estos ataques se presentarán ante el Consejo de Seguridad de la ONU durante la próxima semana. En este sentido, Irán ha negado haber participado en estos ataques.

Así, Salman ha insistido durante la cumbre de la OCI en que "tratará de hacer frente a las amenazas y actividades subversivas" y trabajará por el futuro de los estados árabes e islámicos.

Las tensiones en la región se han renovado coincidiendo con el primer aniversario de la ruptura del acuerdo nuclear a causa de la retirada del mismo por parte de Estados Unidos. Estados Unidos ha recuperado las sanciones contra Irán, mientras que la República Islámica ha optado por dejar de cumplir parte de los compromisos asumidos.

Durante esta cumbre, la OCI ha condenado cualquier posición adoptada por un organismo internacional de "apoyar la prolongación de la ocupación", incluida la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. En este sentido, han recomendado a los países miembros que tomen "medidas apropiadas" contra los países que trasladan sus embajadas a Jerusalén.

Además los líderes presentes en esta cumbre se han negado a aceptar cualquier propuesta que no beneficie a los "derechos legítimos de la población palestina". Por otra parte, han pedido a Estados Unidos a que retire a Sudán de su lista de Estados patrocinadores de terrorismo.

Una declaración publicada por la organización ha subrayado la situación inhumana de los rohingya por lo que ha instado a poner fin a la violencia y ha recordado que el Gobierno de Birmania tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos.

En este comunicado también han criticado el aumento de la islamofobia en muchas partes del mundo. "La islamofobia como forma contemporánea de racismo y discriminación religiosa sigue creciendo en muchas partes del mundo, como lo demuestra el aumento de los incidentes de intolerancia religiosa, estereotipos negativos y odio y violencia contra los musulmanes", ha concluido.

Para leer más