Publicado 10/08/2022 00:56

La ONU advierte de que el Daesh y sus afiliados "siguen siendo una amenaza global en evolución"

Los yazidíes reaccionan emocionados ante una pancarta con las fotos de las víctimas mientras participan en un acto en el templo de Lalish para conmemorar el octavo aniversario del genocidio yazidí llevado a cabo por la organización Estado Islámico en Sinj
Los yazidíes reaccionan emocionados ante una pancarta con las fotos de las víctimas mientras participan en un acto en el templo de Lalish para conmemorar el octavo aniversario del genocidio yazidí llevado a cabo por la organización Estado Islámico en Sinj - Ismael Adnan/dpa

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Naciones Unidas contra el Terrorismo ha advertido este martes ante el Consejo de Seguridad de que el Estado Islámico de Irak y Siria (Daesh) y sus afiliados siguen siendo "una amenaza global en evolución".

"Daesh y sus afiliados continúan explotando la dinámica del conflicto, las fragilidades de la gobernanza y la desigualdad para incitar, planificar y organizar ataques terroristas", ha expresado el jefe antiterrorista de la ONU, Vladimir Voronkov, al presentar el informe de la Secretaría General al Consejo de Seguridad.

Al trazar la expansión del Estado Islámico en Irak y Siria a través de áreas de África que hasta hace poco se habían librado en gran medida de los ataques, Voronkov ha atribuido el éxito de la organización terrorista a su estructura descentralizada y centrada en una "dirección general de provincias" y asociados.

Estos operan tanto en Irak como en Siria, así como fuera de la zona central del conflicto, especialmente en Afganistán, Somalia y la cuenca del lago Chad.

En ese contexto, Voronkov ha subrayado la importancia de una mejor comprensión y un monitoreo continuo de la estructura del Daesh para "contrarrestar y prevenir" atentados, un objetivo que han logrado algunos de los Estados miembros de Naciones Unidad, que han repatriado a simpatizantes provenientes de Irak, Tayikistán y Francia.

"Aun así, decenas de miles de personas de unos 60 países siguen privadas de los derechos básicos y corren un riesgo muy real de radicalización y reclutamiento. Por lo tanto, reitero el llamado del secretario general a los Estados para que faciliten la repatriación segura, voluntaria y digna de todas las personas que permanecen atrapadas en campamentos y otras instalaciones", ha instado.

Con todo, el director ejecutivo de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo de la ONU, Weixiong Chen, ha destacado que "la explotación de la fragilidad" del conflicto sigue siendo el núcleo de la estrategia del Daesh.

"La comunidad internacional enfrenta una variedad de desafíos globales superpuestos que corren el riesgo de complicar las respuestas antiterroristas y exacerbar la amenaza que representan los grupos terroristas. Además, la crisis alimentaria mundial podría catalizar la propagación del terrorismo y el extremismo violento", ha recalcado Chen.

En este sentido, el miembro del Comité contra el Terrorismo de Naciones Unidas ha apostado por la cooperación internacional, la solidaridad global y el multilateralismo mejorado como únicas formas de contrarrestar "una amenaza terrorista global como el Daesh".

"No debemos permitir que ISIS y otros grupos se apropien de una religión de tolerancia", ha subrayado por su parte el representante de Emiratos Árabes Unidos ante el Consejo de Seguridad, señalando que "el terrorismo no tiene nada de islámico".

Como tal, los Estados miembros y Naciones Unidas deberían poner fin al uso de "Estado Islámico" para referirse al Daesh, ha afirmado. Además, ha subrayado que el Consejo debe priorizar "urgentemente" los esfuerzos para evitar el surgimiento de la próxima generación de terroristas y extremistas, destacando las condiciones en el campo de refugiados de Al Hol en Siria, donde 25.000 niños corren el riesgo de radicalización.

Más información