Publicado 24/05/2016 19:40CET

La ONU demanda una investigación en Irak sobre el uso de la fuerza contra los manifestantes

Manifestantes del Movimiento Al Sadr en Bagdad
KHALID AL MOUSILY / REUTERS

GINEBRA, 24 May. (Reuters/EP) -

Naciones Unidas y Amnistía Internacional han urgido al Gobierno iraquí a que abra una investigación sobre el uso de la fuerza en contra de los manifestantes que penetraron en la Zona Verde de la ciudad, a pesar de las grandes medidas de seguridad el pasado viernes.

"Instamos al Gobierno iraquí a que conduzca inmediatamente una investigación independiente, efectiva y transparente acerca del uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad en contra de los manifestantes", ha declarado el portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, durante una sesión informativa en Ginebra.

En un comunicado, Amnistía Internacional ha anunciado que "le preocupa de sobremanera que las fuerzas de seguridad utilizasen la fuerza de forma imprudente". Han añadido que "Cualquier sospechoso de haber utilizado la fuerza de forma arbitraria o abusiva debería ser procesado y juzgado".

En las manifestaciones del pasado viernes también se encontraban numerosos partidarios del influyente clérigo chií Muqtada Al Sadr, así como diversos grupos de ciudadanos en contra de la incapacidad del Gobierno de hacer frente a la corrupción y de mantener la seguridad en la ciudad de Bagdad.

Al menos cuatro personas perdieron la vida y otras 90 resultaron heridas en la Zona Verde, que alberga al Parlamento y a la mayoría de embajadas e instalaciones el Gobierno, según han informado fuentes de varios hospitales de Bagdad. El Gobierno, por su parte, ha registrado dos muertos y ha negado que se utilizase munición real contra los manifestantes.

Para leer más