29 de marzo de 2020
 
Publicado 21/02/2020 18:57:08CET

La ONU exige a Camerún que proteja a niños y mujeres del conflicto anglófono

NUEVA YORK, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Relatores de Naciones Unidas dedicados a la lucha contra la violencia hacia los civiles en zonas de conflicto han pedido este viernes al unísono a Camerún que actúe inmediatamente para impedir la retahíla de atrocidades que desde hace meses se están cometiendo contra niños y mujeres en las regiones del Sureste y Noroeste.

"Asesinatos, torturas, secuestros, violaciones y otras formas de violencia sexual están ocurriendo de manera desproporcionada contra las mujeres y los niños de ambas regiones de Camerún", según han sentenciado los respectivos relatores sobre niños y conflictos armados, Virginia Gamba; violencia sexual, Pramila Patten; violencia infantil, Najat Maalla M'jid; y genocidio, Adama Dieng.

Todas ellos han resaltado el ataque perpetrado el pasado 14 de enero en el poblado de Ngarbuh, región del Noroeste, en el que murieron 23 personas, entre ellas 15 niños, en el último ejemplo de la violencia desatada en el país, donde miles de personas se han visto desplazadas por el conflicto separatista anglófono.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

El conflicto ha dejado ya unos 3.000 muertos. Según Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), hay ya 60.000 refugiados cameruneses en Nigeria, mientras que otros 679.000 se han visto desplazados dentro del país.

Las representantes tienen constancia de reclutamiento y uso de niños en conflicto armado entre los grupos participantes. "Resulta esencial que evitemos más violencia, necesitamos tratamiento urgente para las supervivientes de violencia sexual y recordamos, sobre todo al Gobierno de Camerún, que su principal responsabilidad consiste en proteger a la población", según el comunicado.

Más aún, instan a las autoridades a que investiguen y lleven ante la justicia a los responsables de estos crímenes". Asimismo, recuerdan que los niños son "considerados, sobre todo, como víctimas" y que cualquier niño soldado capturado pase "el mínimo tiempo imprescindible detenido".

Para leer más